Kike Ferrer
Dpto. Prensa Kike Ferrer
El joven piloto mallorquín Kike Ferrer, que se desplazó a la segunda cita del FIM CEV-Repsol International Championship en Motorland con dos mangas a disputar sin haber podido rodar apenas en los tests de la semana pasada, tuvo que trabajar duro junto con el Pastrana Racing Team para lograr una buena puesta a punto para la Kawasaki durante los entrenamientos libres del viernes. No habiendo conseguido acabar todo el trabajo, el mallorquín se enfrenta el sábado a unos entrenos cronometrados que le colocan en 3ª línea en la parrilla de salida, en la octava posición.

Kike Ferrer: “Saliendo octavo en la primera manga, he ido perdiendo ritmo hasta ser superado por dos pilotos. No hemos acertado en la elección de los neumáticos y he notado que iban perdiendo rendimiento en cada vuelta.”

La primera manga del día, que arrancaba a las 11 de la mañana con un total de 27 pilotos en la parrilla de salida de la categoría Superbikes, ha resultado decepcionante para Ferrer que ha acabado la carrera en la décima posición. Con la mirada puesta en la segunda manga, el piloto arranca tras apagarse el semáforo rojo que daba la salida a las 14 horas y con un intenso calor, colocándose quinto en la primera vuelta. En el ecuador de la carrera, el mallorquín sale largo de la recta de meta y pierde tres posiciones que tras una lucha con varios pilotos, logra recuperar y acabar la carrera en cuarto lugar.

Kike Ferrer: “Sigue quedando mucho trabajo por hacer y confío plenamente en que vamos a conseguir poner la moto en el sitio. Tengo que agradecer al Pastrana Racing Team la labor que están haciendo para lograrlo. Nos vamos contentos con el resultado final y con ganas de hacerlo mejor en Montmeló”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias