Fin de semana marcado por la mala suerte del MR Griful en Montmeló

La cuarta prueba del FIM CEV Repsol se celebró el pasado fin de semana en el Circuito de Barcelona- Catalunya, y a ella acudió el equipo MR Griful con el objetivo de continuar progresando tras los esperanzadores resultados conseguidos en Motorland.

MR GrifulMR Griful Team
Durante los entrenamientos se plantearon dos líneas de trabajo, por un lado Andrés González y Marcus Woodbine buscaron encontrar la puesta a punto desde el primer momento para situarse y mejorar sus mejores tiempos, y por otro lado Diego Pérez, quien desconocía el circuito y se centró en adaptarse a la pista, consiguiendo en cada entreno mejorar la puesta a punto y el acoplamiento con la moto.

Andrés González se clasificó en el puesto 22º de la parrilla, más retrasado de lo habitual en esta pista, Diego Pérez en 24ª y Marcus Woodbine en la 32ª, mejorando su adaptación a la moto y rodando cada vez más rápido.

En carrera, tras la segunda salida, la primera fue abortada tras una caída de tres pilotos en la primera curva, las cosas se torcieron desde el primer momento.

En la primera vuelta un piloto sacó de pista a Marcus Woodbine, quien había logrado ganar diez posiciones en la salida, dando por concluida su participación en carrera de forma prematura.

Tres vueltas después fue Andrés González quien tuvo que abandonar tras ser golpeado por otro piloto que había sufrido una salida de pista.

Por su parte, Diego Pérez realizó una buena carrera en grupo, en la que pudo remontar posiciones hasta alcanzar la 15ª, que le otorga un punto a sumar a los cuatro conseguidos en Motorland.

El equipo Griful MR preparará esta semana en Albacete la siguiente prueba del CEV, realizando los test previos a la carrera que se celebrará dentro de dos semanas.

Andrés González: “Fue un fin de semana complicado. Me costó mucho agarrar confianza en la moto a lo largo de todo el fin de semana y no pude ser rápido. Para el domingo trabajamos en la suspensión y la moto fue mejor, y yo me sentía mejor. Hicimos un buen warm-up. En carrera hice una buena salida y remonte hasta el puesto 16 y en la tercera vuelta un piloto que tenía delante se fue largo y al ingresar a pista me dio por el lateral derecho provocando la caída de ambos. Creo que podría haber hecho una buena carrera al final, pero las cosas no se dieron como queríamos. Ahora toca pensar en el test de Albacete de este jueves para dejar todo a punto y poder realizar una buena carrera con buenos resultados.”

Marcus Woodbine: “El fin de semana fue un paso adelante en términos de conducción, rodando dos segundos más rápido que el año pasado en Montmeló, mejorando también la puesta a punto y aumentando mi confianza. La carrera fue bien en la salida, progresando desde el 30 hasta el puesto 22, hasta que un piloto demasiado ansioso me sacó de la pista en la curva 10. Fue un final triste. Estaba muy molesto y frustrado, pero ahora estoy centrado en ir a Albacete y hacerlo mejor.”

Diego Pérez: “Este fin de semana en Montmeló fue la primera vez que rodaba en el circuito, que es bastante divertido, rápido y menos técnico que Motorland. En los entrenos cada vez que salíamos a pista mejorábamos el crono y la moto, y al final nos clasificamos en el puesto 24, no tan bien como en Motorland. La carrera se retrasó por una caída que hubo en la primera curva y en la segunda carrera salimos bien y nos colocamos en un grupo. En la carrera me divertí bastante y adelanté bastante, ya que salía el 24 y al final pudimos acabar el 15 cogiendo un punto. En la carrera mejoramos bastante el crono de los entrenos, ya que cada vez que cojo la moto me siento más cómodo con ella