Gran Premio de Holanda: La contra-crónica de Josonen

¡Muy buenas a todos!

Assen, ese circuito mítico que lleva con nosotros la friolera de 65 años, deparó unas carreras llenas de incertidumbre, estrategias y lío, sobretodo, mucho lío, con el único denominador común de la victoria de un tipo que llevaba siete consecutivas hasta que llegó a Holanda.

Ahora ya lleva ocho…

Así que, antes de que pasemos a la ardua tarea de comentar algo sobre Márquez, pasemos a desglosar lo que dio de sí este Gran Premio, como siempre, categoría por categoría.

Marquez-Assen-Carreramotogp.com
MotoGp

Que si llueve, que no, que ahora sí, que como la he pifiado en entrenos me la juego con slicks, que te digo yo que no, que esperes un poco más, pero ¿quién coño es ese tipo que va sexto en una moto que no la conoce ni Dios? (Nota del Traductor, Brock Parkes en la Paul Bird), y así hasta el infinito y más allá.

La ruleta rusa en la que se convirtió MOTOGP dio mucho de sí en cuanto al baile de pilotos, aunque deparó una carrera con menos emoción en pista de la que se pudo vislumbrar en los boxes.

Pero casi mejor pasemos a analizar los resultados por equipos:

YAMAHA FACTORY

¡Vaya cagada!

Así, en una sola frase muy castiza y un poco burda, para que lo vamos a negar, se pueden resumir los entrenamientos de los chicos de Azul.

Cuando todos los gallos del corral se disponían a batirse el cobre en la Q2, las condiciones cambiantes de la pista nos depararon en vez de una sesión de entrenamientos al uso, un Mini Gran Premio de 15 minutos, en el que tanto Lorenzo como Rossi pecaron de conservadores y un poco rookies, la verdad.

Si tú ves a Marc adelantando a la gente como si no hubiese mañana, que Dani busque su rueda y también tire a muerte por lo que pudiese pasar, el quedarse atrás con el pensamiento de “yo es que veo mucho tráfico, casi mejor me quedo aquí solito esperando a que se despeje el horizonte y si eso ya tiro después”, fue una CAGADA con todas las letras.

Y además en la que cayeron no uno, si no los dos integrantes del equipo oficial YAMAHA.

Claro, clasificando el noveno y el duodécimo, la carrera pintaba bastos. Así que Vale se la jugó: y FALLÓ.

Ahora podría venir la típica reflexión de si era necesario arriesgar tanto cuando en la general del Campeonato vas segundo detrás del Intocable. Pero saliendo tan atrás, tiene su lógica, hasta cierto punto, pero la tiene.

Luego en carrera dos situaciones distintas. Rossi entrando y saliendo de boxes intentando adaptarse a las circunstancias y firmando un quinto, que visto lo visto, no está ni tan mal, y un Jorge desconocido.

Comentaba Lorenzo después de la carrera que es culpa suya y de nadie más el decimotercero que se marcó en Holanda. Que se acordó de la caída del año pasado y pilotó con miedo.

¿Eh? ¿Cómo? ¿Mande? (Aquí podéis añadir todas las expresiones de incredulidad y asombro que queráis…)

Vamos por partes. Que un piloto de la valía de Jorge, doble Campeón del Mundo de MotoGp, se eche todas las culpas a sus espaldas, le honra. Eso sí, el motivo ya es cuando menos desconcertante.

El año pasado se mete un hostión, porque no hay otra forma de definirlo, de padre y muy señor mío, y el tipo se marca la machada del siglo, corriendo 36 horas después con la clavícula recién operada, para marcarse un quinto que vale por muchas de las victorias que atesora en su palmarés.

Y este año, en el mismo circuito, sin problemas físicos, y con una moto que, según sus propias palabras, iba perfecta tanto en seco como en mojado, ¿TIENE MIEDO?

A mi que me lo expliquen. O a este Jorge me lo han cambiado por otro, o su coco empieza a dar síntomas de agotamiento. Está todo en su mente. Y creo también que uno de los máximos culpables se llama Marc Márquez. Y el otro comparte su box.

Temporada en la que nunca se ha sentido a gusto y en la que cree que lucha sólo contra un reto de la magnitud de Marc, hacen que estemos asistiendo a unas actuaciones de Jorge de todo, menos constantes.

Precisamente él, un tío que no se bajaba del podio ni con agua hirviendo. Que siempre le hemos comparado con Rainey por sus salidas estratosféricas, su forma de ser machacón y constante durante durante todas las vueltas de un Gran Premio, y con la regularidad como máxima aliada en su lucha por la conquista del Título.

Pues ese Jorge, no está. O por lo menos, no aparece siempre. Y lo que es más desconcertante, no sabremos si volverá, por lo menos en la forma que todos quisiéramos.

Pintan bastos para el mallorquín. Y con la renovación de por medio. No sé que pensar de la actuación de Jorge en Assen. Da para un tratado de psicología deportiva en ambientes hostiles. Va mucho más allá de un setting, unos neumáticos, o unos escapes.

Por cierto, datos demoledores de la temporada de Lorenzo: Ocho carreras con sólo dos podios, una carrera sin puntuar (Qatar), y un sexto, un décimo y un decimotercero como peores resultados, para encontrarse quinto en la tabla a 119 puntos de Marc.

Hay algo que se nos escapa…

Por otra parte Vale, luchando después de ver como su arriesgada estrategia de no copiar lo que hacía la gente de primera fila, se le fue al traste en la vuelta de formación.

A partir de ahí, casino, que dicen los italianos. Vamos, que lío y mucho en boxes para picar piedra durante toda la carrera y salvar los muebles con un quinto puesto.

HONDA REPSOL

Márquez ganó otra vez.

En cuanto a Dani, muy bien en entrenos, jugándosela para firmar primera línea a base de ponerlos ahí….

En carrera, y como él mismo comentó, tardó unas cuantas vueltas en aclimatarse a las condiciones cambiantes de la pista, hasta que vio que Dovi y Marc no le iban a esperar. Claro, que para entonces ya era tarde.

Eso sí, si creía que con su oficialísima HONDA HRC podía deshacerse fácil de Aleix, el mayor de los Espargaró le hizo ver desde el primer instante que de eso, nada de nada.

Bonita, muy bonita la lucha que tuvieron entre los dos, hasta que la lógica y los caballos se impusieron a los arrestos y las ganas. Al final, podio, otro más, y ya van 6 de 8 para empatar con Vale en la segunda posición.

Esa por la que lucharán hasta el final porque el Campeonato ya está sentenciado.

Ah, una última cosa. Si no habéis visto la carrera de Marc, casi mejor que veáis la primera vuelta que se marca en la Q2. ¡FLIPANTE!

Yo ya me he rendido con este tipo…

PD: Me llegan rumores de que algún rossista acérrimo anda mosqueado con la celebración de Marc. ¡Me descojono!

ALEIX Y DOVI (y los demás)

BRUTAL. Así se puede definir la actuación de Aleix en Assen. Todos deseábamos que algún día se juntasen los elementos para ver al mayor de la saga dar muestras de todo su potencial con esa OPEN tan YAMAHA que lleva.

Y eso ocurrió en Holanda. ¡POLE! ¡Con un par!

Y luego en carrera, viéndole batallar contra Dani y su misil HRC, enseguida me vinieron a la memoria las imágenes del GRAN Alex Barros en este mismo circuito en el 2002, con la 500 2T pasando y repasando a las todopoderosas 4T a base de pericia y coraje.

Como cuando te enseñaban un onboard de la moto de Pedrosa, y podías ver por detrás a Aleix soltando frenos y entrando como un cuchillo en las partes más viradas de este mítico circuito.

¡CARRERÓN! No sabemos lo que le deparará el futuro. Pero sería muy, pero que muy interesante, poder verle en una montura oficial con ciertas garantías.

Y el otro gran protagonista del fin de semana fue Andrea. Un Dovi que salió séptimo, no lo olvidemos, y que se marcó otro CARRERÓN al que sólo un Marc desatado y en busca de una nueva victoria, le privó de subirse a lo más alto del cajón.

Parece que SUZUKI llama insistentemente a la puerta del box de Andrea para llevárselo a base de talonario. Haría mal. Gigi tiene un plan, que veremos en su máxima expresión la temporada que viene, y él es el mayor exponente de DUCATI ahora mismo.

En pocos sitios como en casa, se suele decir. Ya que ha tenido que luchar para adaptarse a las exigencias de las difíciles motos de Borgo Panigale, no veo por qué, a estas alturas, va a cambiar a una montura que en los últimos tests que hizo en Barcelona, rodó a ritmo de OPEN, pero de las lentas.

En cuanto al resto, pues más o menos lo habitual, salvo la caída de Pol, el descalabro ya comentado de Jorge, la buena actuación de Broc Parkes al que su decisión de salir con slicks y aguantar con ellos lo que hiciese falta, le llegó a colocar sexto, etc.

Por cierto, y a modo de comentario. En nuestro habitual seguimiento a las aventuras y desventuras del peregrinaje por el desierto que lleva Crutchlow en su penoso primer año DUCATI, comenta el bueno de Cal que sus grados de inclinación con la moto son de 4 a 5 grados menos que los de los dos Andrea. Incluso si les copia los settings de la moto, no puede tumbar como ellos o acaba en el suelo.

Ni DUCATI se lo puede explicar. Será un tema para Iker Jiménez.

West-ASsenmotogp.com
Moto2

¡Y yo que apostaba a muerte por Lowes en este Gran Premio!

Entre la decepción del británico, que firmó unos entrenamientos de libro y al que se vio muy cómodo en todo momento en La Catedral, y la Kriptonita en forma de agua para TERMINATOR RABAT, que le llevó a salvar los muebles en una carrera en la que tenía mucho que perder y poco que ganar, la victoria de West se lleva toda la atención.

O casi toda.

Eso si, démosle el protagonismo que se merece.

Un piloto este West que empezó su andadura en el Mundial en el año 1998, lleva disputadas ya 211 carreras y sólo dos victorias, curiosamente ambas en Assen. Se ha subido en cualquier máquina de dos ruedas, desde las 125 pasando por las “dos y medio”, 500, MOTOGP, SuperSport, y lo que le echen.

Anthony es el tipo de piloto tan sumamente especialista, que en cuanto caen cuatro gotas, supongo que el noventa por ciento de la parrilla, dirige sus ojos a su Box, sea éste del equipo que sea.

Todo un outsider el Mundial, un aussie de esos de los de toda la vida, a su bola, pero que cuando la pista está delicada en grado sumo, siempre aparece para liarla. ¡Me alegro por él!

En cuanto al resto de la parrilla,  los Pons´s Boys estuvieron de nota, sobre todo Maverick, que aguantó en pie y con buen ritmo para firmar un segundo que le tiene que saber a gloria dadas las difíciles circunstancias en las que lo ha logrado. Casi se suma Salom, pero en el mano a mano que disputó con Viñales, salió perderdor con una caída que no le impidió coger un puntito.

Y ya sabéis, si hablamos de los chicos de Sito, hay que hablar del otro reverso de la moneda. Los integrantes del Team Aspar.

A pero flaco todo le son pulgas, ¿es así el refrán, no?. Pues eso. Después de unos entrenos complicadísimos, se la jugaron en parrilla, salió cruz, y encima a Jordi le meten un Ride Through que debió ser para Folger. Vamos, para mear y no echar gota.

Y hablamos de Jordi porque Nico ni está ni se le espera. Pena lo de Terol, de verdad.

Luego, para mejorar el ambiente en el box, Aspar se desmarca con unas declaraciones en las que dice que el año que viene se queda con una sola moto en MOTO2, que será KALEX,  que sólo tendrá un piloto y que va a por Rins.

¡Pues muy bien, oye!  Total, como sólo quedan diez carreras para acabar el Campeonato, vas a crear un ambiente de trabajo de esos que da gusto.

Tenía un jefe que decía que cuando van mal dadas es cuando se ve la capacidad de gestión, que gestionar “vacas gordas” lo sabe hacer cualquiera. Siguiendo esa regla de tres, para mí perfectamente válida, Aspar lo está haciendo entre mal y como el culo.

Porque no me creo yo que TODA la culpa sea de los pilotos. Algo tendrá que ver el equipo en todo esto, y su máximo responsable, es él.

Dicho esto y para acabar con MOTO2, Axel no pudo terminar. Si ya decía yo que…

Alex-Marquez-Assenmotogp.com
Moto3

Aquí si que se dieron unos cuantos golpes de efecto que hacen que la clasificación del Mundial esté más comprimida que los tornillos de un submarino.

Fiasco total de Miller, que como no se calme, va a desperdiciar una grandísima oportunidad de hacer algo realmente grande esta temporada, y fiasco también de Fenati que se podría aplicar el mismo cuento que Jack.

Y claro. Si unos lloran, los Estrella Galicia, ríen. Y el que más, el hermanísimo del Animal ese que se pasa los récords por donde te dije. Aunque, para mí, lo más noticiable es “la vuelta de Rins”.

Mermado en su condición física por una dura caída en entrenos, echó coraje al asunto y su saber hacer para firmar un segundo de los buenos-buenos. Así compensa en la tabla de puntos el cero que se marcó en Montmeló por una falla mecánica de libro, que dejó a su jovencísimo equipo técnico en evidencia.

El aprendizaje a marchas forzadas de toda la escudería, parece que se ha alienado con los infortunios de los rivales para concederles la oportunidad de meterse en la pomada. Y además, Nakamoto-San, ya huele sangre austriaca.

Pues que se preparen los chicos de Mattighofen…

Supongo que HONDA redoblará sus esfuerzos para arrebatarle el título en la segunda parte de la temporada a una moto, que hasta el año pasado, era poco más o menos que imbatible.

En cuanto a la prueba en sí, habíamos vislumbrado a Hanika por primera vez en la temporada, eso sí, a rueda de Miller para firmar un prometedor noveno que acabó en nada cuando cayó en la vuelta cinco.

Un Bastianini valiente al que le duró la carrera, lo que te dura un Gran Premioen Assen cuando llegas en pelotón a la chicane de entrada en meta, y un Oliveira magistral, que nos demuestra, cuando las circunstancias se lo permiten, que es un pilotazo como la copa de un pino.

En otro orden de cosas, por fin vimos a Antonelli llegar a su box con su moto y él de una pieza para acabar quinto, un Efrén al que parece que la guerra de guerrillas que se desató en el pelotón perseguidor de Márquez y Rins, le dejó algo descolocado para firmar un séptimo, y un Ajo que se metió, sin duda alguna, el hosti.. del fin de semana, con un violentísimo high-side que nos hacía recordar la época de las 500.

Para terminar, algo huele mal en el MARC VDS. Que un piloto como Loi, que no tiene edad ni para conducir un triciclo, se empeñe una y otra vez en montarse en una KTM porque dice que con su montura habitual no podía aspirar a más, llegue a Assen, se marque un treinta en entrenos y un vigésimo quinto en carrera, le han llevado a donde le han llevado.

Estos belgas, que parecen gente seria y con muchos recursos, le han dicho que el “caprichito” tiene fecha de caducidad. O resultados inmediatos, o que se vaya buscando equipo.

Con 17 años, hay que ser muy humilde, aceptar lo que hay y no buscar excusas de veterano. Puede que veamos en Livio, otro ejemplo más de lo que “no se debe hacer” cuando todavía no has empatado con nadie.

Demasiadas prisas por llegar, nunca son buenas consejeras, ¿Verdad, Maverick?

Bueno amigos, pues eso es todo…

Próximo destino, ¡Sachsering!

¡Saludos!

 

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias