Crónica del Gran Premio de Catalunya de MotoGp

Lorenzo-Catalunya
Yamaha MotoGp

Jorge Lorenzo ha conseguido en el Circuit de Catalunya su cuarta victoria consecutiva de la temporada en el Campeonato del Mundo de MotoGp.

El mallorquín, fiel a su estilo, dominó de principio a fin la carrera, resistiendo el asedio de Valentino Rossi durante el último tercio de la misma. El italiano, a pesar de su gran carrera, ha visto su ventaja al frente de la general reducida a un solo punto. En el lado opuesto, Marc Márquez, quien se fue por los suelos a las primeras de cambio y ve reducidas sus opciones de título.

Lorenzo se situó al frente desde la primera curva, cuando las motos oficiales engulleron a las Suzuki de Espargaró y Viñales, que partían desde las dos primeras plazas de la parrilla.

A su rueda se engancharon Dovizioso y Márquez, mientras Rossi no tardaba en situarse en la tercera posición.

Lorenzo y Márquez tomaron unos metros de ventaja respecto a sus perseguidores, hasta que en la tercera vuelta Márquez se pasó de frenada, yéndose al suelo y sumando el tercer cero a su casillero del año, complicando un poco más sus opciones de renovar el título.

Con Márquez y Dovizioso fuera de carrera, Lorenzo lideraba con holgura hasta que Rossi comenzó su ataque, recortando poco a poco la diferencia con el mallorquín, quien controló bien su ventaja para imponerse en meta con un segundo respecto a su rival y compañero de equipo.

Dani Pedrosa subió al tercer peldaño del pódium, aunque a casi veinte segundos de las Yamaha. Andrea Iannone fue cuarto y Smith quinto, mientras Maverick Viñales llevó la Suzuki a la sexta posición. La otra, la de Aleix Espargaró, se fue al suelo cuando su piloto luchaba por retener la cuarta plaza. Sin duda, un injusto final para el autor de la pole.

Jorge Lorenzo: “Esta ha sido mi victoria más difícil este año, aunque Qatar, Austin y Argentino fueron carreras incluso más duras. Para ser honesto, las últimas 10 vueltas de hoy han sido probablemente las más duras e intensas de mi carrera. Valentino fue muy rápido hoy y teniendo en cuenta que la pista estaba más caliente y había menos grip que ayer, estoy feliz con el resultado. Mi moto estaba funcionando un poco peor que ayer, cuando fui capaz de rodar en 1’41, pero hoy no era posible. Para Valentino fue al revés, él casi siempre alcanza un rendimiento increíble en carrera. Cuando redujo la diferencia de dos segundos a 1.4 me empecé a preocupar y creí que podía perder la carrera. Necesité empujar más fuerte y arriesgar más con una moto que se estaba moviendo mucho en las últimas 10 vueltas. Después del entrenamiento de ayer me esperaba, quizá no una victoria fácil, pero sí una mayor distancia con el segundo clasificado desde la mitad de la carrera. Al menos pude mantener el ritmo y estar concentrado, por lo que tengo que dar las gracias al equipo por sus esfuerzos y felicitarlos con la cuarta victoria consecutiva.”

Suscríbete a nuestro boletín de noticias