Gran Premio de Qatar de MotoGp: Viñales comienza ganando

Realmente mereció la pena la larga espera. El Gran Premio de Qatar de MotoGp comenzó  coin 45 minutos de retraso debido a la lluvia, que apareció a falta de pocos minutos para darse la salida.


Seguidamente, momentos de incertidumbre, Capirossi dando más vueltas con el Safety Car y, finalmente, se pudo dar la salida.

La carrera de Losail nos ha dejado mensajes que, si bien estamos en la primera carrera de la temporada, pueden darnos una buena piedra de toque para el resto del año.

Primero, que Maverick Viñales está más que preparado para luchar por el Campeonato. Segundo, que a Valentino Rossi nunca se le debe dar por descartado, siempre tiene algo en la chistera el día de carrera con el que soprender al personal. Tercero, que Honda no lo va a pasar nada bien al comienzo del año. Quinto, que Lorenzo necesita más tiempo para llevar la Ducati por donde quiere y sexto, que Aléix Espargaró sacará petróleo de esa Aprilia.

Mención aparte para Johan Zarco, que ha entrado en el club de los más admirados, ese del que forman parte los McCoy, Mamola, Crutchlow, etc. por el desparpajo y la valentía mostrada durante las ocho vueltas en las que lideró la carrera.

Y es que de esa forma comenzó la prueba, con Zarco atacando la primera posición con el arrojo que siempre demostró en Moto2, no solo liderando, si no metiendo tiempo a los capos que rodaban tras él. Márquez y Iannone no pudieron con el francés, y nos dejaron con la duda de si hubieran podido darle alcance, porque las ganas llevaron al piloto de Tech3 al suelo, pero ahí dejó el recado.

Mientras el francés lideraba, se fueron posicionando los demás. Iannone y Márquez incapaces de contener la velocidad de Dovizioso y, a su vez, Márquez no pudiendo con la Suzuki del italiano.

Maverick Viñales salió dubitativo, rodando quinto, pero pronto se rehizo y recortó el tiempo con los pilotos de cabeza, esquivando por los pelos la caída de Iannone, que le dejaba en segunda posición persiguiendo a Dovizioso, que lideraba con escaso margen tras la baja de Zarco.

Previamente Crutchlow había caído dos veces, y Bautista también se fue al suelo cuando estaba regalando al Team Aspar una magnífica carrera rodando octavo con la Ducati satélite.

Sin embargo, la otra Ducati oficial, era pilotada por un tenso Lorenzo, que perdió muchas opciones de terminar “entre el cuarto y el décimo”, al salirse recto en la primera vuelta. Rodó casi toda la prueba fuera del top-10, y terminó undécimo.

En esa primera vuelta también tuvo problemas Folger, quien pudo remontar para ser noveno.

De nuevo en cabeza, Viñales atacó a Dovizioso para hacerse con la primera plaza, la cual se intercambiaron por el procedimiento habitual. El catalán recuperaba en la zona mixta lo que perdía en la recta respecto al misil del italiano.

Tras ellos, muy cerca y haciendo una gran carrera, Valentino Rossi, quien llegó al tramo final con opciones de victoria en un fin de semana muy complicado para él.

No así las Honda. Márquez perdió contacto con el grupo demasiado pronto, nada más ser superado por Viñales, y Pedrosa nunca estuvo en la pomada. Es más, llegó a ser superado por un enorme Aleix Espargaró, quien finalmente no pudo terminar delante del barcelonés, firmando una sexta plaza con la Aprilia que sabe a victoria en el box de Gresini.

Viñales contuvo la respiración durante las dos últimas vueltas, tirando todo lo que pudo para llegar al la larga recta de Losail con el margen suficiente para no ser superado por Dovizioso, segundo en el Gran Premio de Qatar por tercer año consecutivo.

Rossi completó el pódium en otra de las actuaciones que justifican el por qué el campeonato le necesita.

Las Honda completaron el top-5, Aleix Espargaró fue sexto, por delante de Redding, Miller y Álex Rins, que comenzó noveno su andadura en MotoGp.

Tito Rabat fue décimo quinto y Pol Espargaró, en el estreno de  la KTM, décimo sexto.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias