La mecánica jugó una mala pasada a los tres representantes españoles en la segunda carrera del Campeonato del Mundo de Superbike en Misano.

Torres y Forés ocupaban las dos primeras plazas en la parrilla, y Román Ramos la quinta, en una carrera que prometía un gran resultado para los tres.

Sin embargo, al final, los tres tuvieron que enfilar el camino a boxes lastrados por los problemas mecánicos en la BMW, Ducati y Kawasaki.

Torres y Forés aprovecharon bien su ventaja en la salida, reteniendo las dos primeras posiciones, liderando el valenciano de Ducati una carrera en la que finalmente no estuvo presente Chaz Davies, con una fractura en una vértebra tras su caída de ayer y que tuvo que ver las carreras desde el box.

En la sexta vuelta, cuando Torres superó a Forés, la Ducati dijo basta, y el piloto del Team Barni tuvo que abandonar la carrera. Poco después era Ramos el que tenía que tomar el mismo camino.

Torres quedó en cabeza junto a Melandri, protagonizando una bonita pelea en la que finalmente el italiano superó al catalán, que pudo aguantar la rueda del piloto de Ducati.

Tras ellos, Rea aseguraba una plaza de pódium por delante de su compañero Sykes. A tres vueltas del final, la BMW de Torres le dejó tirado, en un final de carrera injusto en una gran carrera, en la que una vez más, Torres puso de su parte lo que la moto no da.

Marco Melandri se llevó su primera victoria desde 2014, tiempos en Aprilia, con el duo KRT completando el pódium. Michael Van der Mark compensó en parte, su decepción de ayer con una cuarta plaza.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias