Román Ramos comienza la temporada en Phillip Island en los puntos

Este fin de semana ha dado comienzo el Campeonato del Mundo de Superbike. Por cuarta temporada consecutiva, el cántabro Román Ramos disputa el certamen enrolado en el Team Kawasaki Go Eleven.

Román Ramos durante las carreras del Mundial de Superbike en Phillip IslandTeam Kawasaki Go Eleven

Con poca pretemporada en pista, tan solo unos test privados en Jerez a comienzos de año, Román Ramos disputó la semana pasada las dos jornadas de test oficiales en la pista australiana.

Las condiciones meteorológicas cambiaron de cara al fin de semana, y apareció el problema de los neumáticos, que ha alterado los planes de los equipos y, como a tantos otros, también afectaron al cántabro.

Del mismo modo, el equipo dispuso un motor nuevo con especificación de 2018 para la Kawasaki. Desde el equipo valoran que este motor se ha mostrado más potente a regímenes medio y bajo aunque, al ser la primera vez que lo utilizaban, alteró la puesta a punto de la moto, pues necesita una configuración distinta de la electrónica, especialmente en el control de tracción.

Tras la disputa de la Superpole, Román Ramos partió desde la decimoquinta posición en parrilla. Desde la séptima vuelta comenzó a sufrir problemas en la goma trasera. Con ese serio handicap, el piloto de Santa María de Cayón finalizó en decimocuarta posición.

Tras quedar de manifiesto el mal rendimiento de algunos neumáticos, Dirección de Carrera optó por juntar a los distintos equipos, decidiendo realizar la segunda para con el procedimiento “Flag to Flag”, disponiendo una para obligatoria para todos los pilotos para cambiar de neumático antes de la duodécima vuelta.

El equipo realizó el cambio con agilidad, y Ramos terminó la prueba en la undécima posición.

En la clasificación general, comienza la temporada en decimocuarta posición con siete puntos.

Román Ramos: “Fue muy complicado finalizar la primera carrera. El neumático trasero perdió su eficacia después de tan solo siete vueltas, y no pensaba que podría terminar la carrera. Durante las dos últimas vueltas iba perdiendo trozos y tenía miedo de caer, pero afortunadamente pude terminar.
En la segunda, me gustó la fórmula del flag to flag, creo que ha sido espectacular para el público. Mi equipo ha sido muy rápido y nos hemos aprovechado de ello. En cualquier caso, hemos sufrido. Este motor necesita una configuración distinta de la electrónica, especialmente del control de tracción. Hemos entendido muchas cosas y tenemos que trabajar duro para encontrar la configuración adecuada.”

Suscríbete a nuestro boletín de noticias