Mugello fue una fiesta italiana... a medias.

Ecco, il supporto: Los Mappings del GP de Italia

No hay nada como un buen soporte.

Mapping 33: No voy a entrar a valorar la absolutamente fantástica y deseada primera victoria de Jorge Lorenzo que como un martillo de Thor caído tras el relámpago arrastró con su onda expansiva a todo aquel que se atreviera a dudar de nuestro victorioso piloto y como una afilada daga se clavó en el orgullo de todo aquel que intentara minar la tozudez de nuestro héroe en las itálicas tierras (bueno, sólo un poquito…), pero lo cierto es que tenéis mil sitios dónde leer y aprender más de lo que yo pueda decir sobre la victoria de Jorge, sin ir más lejos en el análisis de Lucio sobre la carrera en Motorlunews y en cualquier medio (poquitos) que hayan recogido la totalidad de las declaraciones de Lorenzo explicando su pilotaje en la pista más bella del mundial, y aún así, se hace difícil de creer que un mínimo pasito adelante de tanta autoridad. Bien es cierto que Mugello no es una pista stop and go como Le Mans que no fatigue tanto los antebrazos, bien es cierto que en Jerez y Francia Jorge ya se mostró muy batallador y rápido, bien es cierto que el final de la temporada pasada es algo que todos se empeñan en olvidar para decir que Lorenzo no se adaptaba a esta moto (¿en serio no os acordáis de cómo le pedían desde box que dejara pasar a Dovizioso, lo del mapping 8 y tal? ¿¿de verdad que no??).

Bueno, el caso es otro. Yo he venido a hablaros del “supporto”. El soporte, el apoyo, la piececita de plástico que veremos a ver cúanto tardan en probar en las otras Ducati que han tardado 5 GGPP en traer mientras desde la cúpula de Ducati se ponía en duda una y otra vez a Jorge Lorenzo desde el mismo día de la presentación en voz de Claudio Domenicali, este CEO con peinado y nombre de emperador romano que el domingo no sabía cómo hacer para salir en la foto del corralito con Lorenzo tras haber contratado al piloto que le sustituirá Danilo Petrucci, que en casa de Ducati y con una moto que supuestamente entiende y siendo el piloto elegido, no pasó del séptimo puesto en el GP que había que brillar.

El supporto, el apoyo en forma de piececita de plástico o lo que sea que nunca parece llegar al box rojo cuando se trata de pilotos que no van a ser renovados. Y es que, de ser cierto que la espectacular mejora de pilotaje de Lorenzo depende de una pieza de plástico sacada de una impresora 3D, no puedo más que acordarme de Marco Melandri (igual he rodeado un poquito pero ya llegamos). De Marco Melandri, de Sete Gibernau, de Carlos Checa e incluso de Nicky Hayden. Pilotos que recibieron y sufrieron en sus carnes el vacío de Ducati a la hora de renovar contratos o recibir soluciones que ayudaran a su pilotaje. Incluso metería en esta lista a Filippo Preziosi, del que el añorado Manziana me contaba que no le dejaban trabajar en la moto que él quería hacer, muy parecida a la que ha construído Dal’Igna.  Si es cierto que en esta fábrica tienen por prioridad hacerse el sueco, reventar a sus pilotos por declaraciones en prensa, antes que buscar a un tipo que les deje una impresora 3D “para una cosa” ahora entiendo la desesperación y frustración de todos estos pilotos en Borgo Panigale.

Preziosi

Filippo Preziosi – Foto: © Ducati Press

Y de seguir así, la desesperación del tipo que te ha diseñado la moto y al que no le dejas elegir piloto, otra vez. Y como tengan que sustituir a un Dal’Igna con un ingeniero nivel Petrucci lo van a flipar en Ducati.

Pero han pasado más cosas en Mugello.

Mapping 26: sí, bueno, Dani Pedrosa y tal. No parece tener mucho “supporto” ni parece querer pedirlo en pista.

Mapping 44: eeer, sí bueno, Arón Canet. Un piloto que no puede quejarse de falta de supporto por parte de su equipo, al que él mismo ha definido como el mejor de la categoría. Desde luego, ni tocándole el bingo (palabras del propio piloto) como le tocó en Le Mans Canet ha sido capaz de meterse en la lucha por el líderato en, seguramente, la primera de las carreras importantes del año, la carrera en la que se empezaba todo de nuevo en Moto3. Demasiados fiascos, demasiados fallos en un único tercio de temporada para un piloto al que muchos dábamos como uno de los favoritos al título por su increíble gestión de carreras demostrada en 2017 y que en 2018 se ha perdido como lágrimas en la lluvia (y ya sabéis que cuando uso esta frase escribo muy en serio). Algo pasa aquí. Como en el increíble caso del Maverick Viñales menguante de viernes a domingo. La comparación con su compañero de equipo no se supporta por ningún lado, da la sensación que trabajan para la sesión y no para la carrera y lo que es peor, da la sensación de que van tirando con palos de ciego. Y yo me pregunto si Viñales no se subirá psicológicamente condicionado a la moto en carrera (desde el máximo respeto, no voy a poner en duda la capacidad de Viñales para pilotar, pero todos vimos en directo hace unos años que esa moral no es la más fuerte del paddock).

Red Bull KTM Ajo Motorsport

Mapping 44 bis: y por fin volvimos a ver a ese monstruo que era la KTM de Moto2 a finales de 2017 de la mano de Miguel Oliveira y que en este 2018 no estaba terminando de brillar frente a las Kalex de Bagnaia y Baldasarri principalmente. Me alegro y espero que no sea flor de un día esta victoria, personalmente creo que Oliveira es uno de los mejores pilotos que hay en Moto2. Y en Moto3. Y en MotoGP. Centrándonos en Moto2, vamos a esperar acontecimientos y otras carreras más rápidas que la de Mugello (diez segundos más lenta que la frenética de 2017) para ver si la KTM está al nivel de las Kalex que llevan el campeonato en ese límite de velocidad porque lo cierto es que…

Mapping 44 tris: el gran baluarte del desarrollo de KTM es, aparte de un patrocinio bestial de Red Bull, aparte de un chasis tubular mucho menos complicado de construir que uno de aluminio, aparte de unos 50 ingenieros trabajando en este proyecto, es el desarrollo de las suspensiones WP, marca propiedad de KTM. Ya en Moto2 dieron la campanada con Johann Zarco y en MotoGP apuntaban a la exclusividad de uso de las WP frente al batallón de suspensiones Öhlins que inundan el paddock como uno de los elementos diferenciadores que pudieran hacer competitivas a las KTM en MotoGP y Moto2. Pero vaya, de momento parece que va ganando Öhlins en una de las batallas técnicas de 2018 que no está llegando al gran público en la prensa especializada que cada vez lo parece menos, sacando datos de Wikipedia para llenar artículos, obituarios varios para llenar artículos y poco más que repetir como cacatúas los resultados de la carrera sin explicar nada. No pasa nada, ya os lo cuento yo: la guerra de suspensiones está ahí y en KTM parecen no enterarse mucho en este tema, porque motor llevan, chasis llevan, pero Pol Espargaró suma unas cuantas carreras con su KTM estancada a la puerta del top ten mientras ve cómo su hermano Aleix le viene ganando la partida en pista con la Aprilia, llamada a ser la cenicienta de MotoGP pero que por ahora parece mucho más eficaz aunque menos fiable que la KTM. Pero más eficaz.

Mapping 88: qué bonita la foto de Moto3 que el servicio de prensa de KTM ha distribuido con Bezzechi, Di Giannantonio y Jorge Martín en Mugello, probablemente la primera carrera importante de ganar tal y cómo se ha venido sucediendo la temporada hasta ahora: todo ha llegado tan apretado y tan tanto incidente-accidente que era el momento de empezar de nuevo, y el que ha empezado ganando esta “nueva” temporada ha sido Jorge Martín, que al contrario que Arón Canet sí parece estar más centrado que en 2017 y con muchas muchas ganas de llevarse el título antes de promocionar a Moto2. Una victoria muy sicológica sobre Canet seguro, y sobre el resto de rivales como Bezzechi o Di Gia seguro que también pero menos. Lo cierto es que Marco Bezzechi sigue líder del Mundial, demuestra y derrocha inesperada solidez y solvencia a cada cita y, por si fuera poco, el chaval no tiene nada que perder, al contrario que los a priori favoritos.

Mapping 72: ¿alguno de los que visteis el GP de Italia visteis al Alonso López que nos deslumbrara en Jerez? ¿Al Marcos Ramírez que llevaba dos podios consecutivos? ¿o al ganador de Francia, Albert Arenas? Lo cierto es que Marcos y Albert se las vieron para arañar puntos de Italia, López no lo consiguió. Lo más cierto aún es que llegaron a tan sólo 5 segundos, tan sólo 5 segundos, del cuarto clasificado, que no fue otro que el hispano argentino Gabriel Rodrigo que por fin logra cuajar y rematar una buena actuación entre los pilotos top. Qué bestia es esta categoría, cuánto talento y “supporto” hay que tener para estar delante una sí y otra también.

Mapping 73: a tan sólo 3’5 segundos de la victoria, pero quinto y con esa sensación de estar tocando con los dedos a los top sin poder atraparlos, lo cierto es que Alex Márquez no debe estar sintiendo el mejor de los “supporto” con todo el lío que se ha montado en su equipo, el VdS, y su más que dudosa continuidad en ninguna de las categorías. Ahora, vamos a ser serios, a Alex no le van a faltar padrinos ni patrocinadores para seguir en el equipo, pero si Alex fuera alemán te cagas del equipo que tendría montado en MotoGP este mismo año, eso también lo sabemos todos y pasaría porque Alex es un gran piloto con el gen Márquez. Y no me refiero a hermanísimos, me refiero a ese gen por el que una vez has aprendido una cosa ya no la olvidas ni dejas de ponerla en práctica. No tiene el gen tan marcado como el animal del otro Márquez y en este 2018 debería aprovechar la oportunidad de competir sin tenerlo todo a favor, con un compañero rookie asiduo al podio que le está tocando la moral in crescendo y que ya tiene una MotoGP para 2019 como el fantástico Joan Mir, y acumular una experiencia que a mi corto entender le falta a algún que otro piloto oficial de MotoGP. Y estoy pensando en Viñales, sí.

Mapping 46: para seguir el tajo de Viñales, desde luego que los buenos resultados que está consiguiendo Valentino Rossi no le ayudan, porque además se está volviendo loco intentando saber qué tiene Rossi los domingos que él no. Bueno, tiene 8 títulos más, tiene la experiencia de trabajar contra corriente, tiene claro lo que puede sacar de la moto, tiene un método de trabajo hipermegadefinido (probablemente) y tiene una sangre de hielo que Viñales creemos que no. Esperemos que no, pero puede que estemos viendo la lenta digestión del enésimo piloto que Rossi se come por simple comparación en los resultados del domingo. Grande el gesto de Rossi con Lorenzo, creo que simplemente reconoció su buen trabajo en una Ducati bajo un emperador que Rossi conoce bien. El año que viene será otro cantar, pero es que esto es competición.

Mappings olvidados: muchos sin duda, puede que me haya olvidado hasta de Marc Márquez, de Rins, de Vierge, de muchos sin duda, pero tiempo habrá para volver a hablar de ellos.

De momento, no olviden vitaminarse ni mineralizarse, nos vemos tras Montmeló como tarde.

Ride In Peace Dan Kneen, Adam Lyon.

@mnlt15

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias