Román Ramos salva las dificultades y puntúa en ambas carreras

Román Ramos en Laguna SecaKawasaki Team Go Eleven
La tenacidad de Román Ramos tuvo premio durante la ronda norteamericana del Campeonato del Mundo de Superbikes celebrada el pasado fin de semana en el Circuito de Laguna Seca.

El viernes comenzaron bien las cosas, aunque pronto se tornaron en desastre. Después de haber marcado el decimotercer mejor tiempo en el primer libre, durante el segundo sufrió una aparatosa caída, sin consecuencias físicas para el cántabro, pero que dejó la Kawasaki casi para el desguace.

No pudo competir en el tercer libre y en el cuarto, ya el sábado, compitió con la segunda unidad. En la Superpole, un problema electrónico le envió a la última posición de la parrilla de salida.

Sin embargo, el piloto de Santa María de Cayón tiró de talento y determinación, remontando en ambas carreras para puntuar en ambas, al terminar las dos en duodécima posición.

Román Ramos: “No pudimos encontrar el setting correcto en la primera carrera, y sufrimos un poco, con problemas para parar la moto y sin grip en la rueda delantera a mitad de curva. Traté de ser lo más suave posible, viendo también que los demás no iban demasiado rápido. Gestioné la carrera para conservar los neumáticos, y al final lo logré. En la segunda mejorando en algunos aspectos, pero el grip en la pista no era el mejor y no pude apretar como quería. Fuimos más rápidos que en la primera, y estoy contento por cómo fue, pero fue una pena perder el sprint final con Mercado. Pero saliendo el último gasté mucha goma para recuperar posiciones. Puedo estar más adelante, y el equipo ha estado fantástico, quiero agradecerles su gran trabajo. “

Suscríbete a nuestro boletín de noticias