En Holanda gracias se dice...

Bedankt: Los Mappings del Gran Premio de Holanda

El mejor GP del año. Probablemente.

Mapping 46: Assen es ese circuito en el que Rossi renace año tras año merced a la particularidad de su trazado, léase, muy suave, sin fuertes aceleraciones en las que la Yamaha se vea comprometida ni en fuertes frenadas en la que los nuevos caníbales muestren toda su insconciencia para adelantar in extremis o en el que machacar décima a décima a las motos poco estables en frenada como, quién lo iba a decir, es la Yamaha 2018. Si el trazado nuevo ofrecía alguna duda se la cargaron, la antigua chicane de las curvas 6-7 era un lugar complicado en la que los talentos y las máquinas podrían enseñar sus cartas, pero también se lo cargaron porque hubo un año en el que el talento no estaba por encima de las máquinas y en carrera se colaban todos los de 125 dejando correr la moto por el helipuerto. Decidieron joder aún más el trazado holandés eliminando la chicane en vez de sancionar a muchos, porque ya sabemos que eso da mala imagen por TV. Si Assen ya no tiene puntos críticos, tampoco tiene grandes rectas en las que establecer diferencias. Por si fuera poco, el “tapón” de Jorge Lorenzo (que como tapón no estuvo mal) y las rachas de viento dificultaban el pilotaje al máximo, lo que hacía que las diferencias con los dominadores fueran aún menores, incluso menores que cero.

Por consecuencia, Assen es un circuito que homogeiniza mucho las prestaciones de las máquinas lo que ha permitido, creo que puntualmente, que volvamos a ver brillar al mejor Maverick Viñales y que permite a los pilotos menos “extremos” estar a la altura de los más rápidos en circuitos más críticos, y entonces las diferencias las marcan los pequeños detalles de pilotaje como la clase, la ambición, el talento y la motivación. O sea, lo que viene siendo nombrar a Valentino Rossi. Que Andrea Dovizioso le hiciera el mismo adelantamiento inconcluso que terminó con el famoso strike de Jerez no ensombrece la exhibición de, repito, clase, talento, ambición y motivación que Rossi puso sobre el asfalto, no digamos ya en la chicane antes de recta. Bedankt Valentino por la exhibición que das cada GP, por la lección de ir al 100% de lo que se puede dar en cada pista, por las ganas de competir en las que otros podrían fijarse, en éste u otros deportes.

Mapping 93: y aún a pesar de todo lo expuesto en el primer párrafo, al final el cabrón de siempre ha dado una lección en las últimas vueltas. No creo que pudiera haber arriesgado e irse en plan Lorenzo evitando la lucha, parece que la pista no estaba para farolillos, lo cierto es que cuando llegó el momento, no hubo más que hablar. Marc Márquez ganó la, probablemente, mejor carrera del año 2018 (entre otras cosas porque nadie a apelado a Dirección de Carrera) y a saber de cuántos años más, ¿qué más se puede decir?

Tan fuerte estuvo Márquez que hasta tuvo tiempo y fuerzas para echarle un cable a Dani Pedrosa explicando que a Dani le faltó dos o tres cosas de las cuatro que Valentino puso en pista. Quiero pensar, leyendo el global de las declaraciones, que realmente estaba intentando echar un capote a su compi de box, aunque las lecturas pueden ser infinitas, desde la descrita hasta la más y peor de las malintencionadas maneras de enterrar a Pedrosa. Una de ellas es la evidencia de lo en el aire que está el proyecto de la Yamaha satélite para Pedrosa. Dicen en Motorsport que el proyecto sería ahora dentro de una nueva estructura, la del Sepang International Circuit (el SIC ya presente en Moto2) pero lo cierto es que aunque Motorsport hable de éste proyecto (ya saben, el medio que anunció el fichaje de Lorenzo por Honda mientras los que están haciendo corta y pega de comunicados oficiales en los circuitos daban por firmado la llegada de Lorenzo a Yamaha satélite en el Angel Nieto Team) a mí me ha dado por pensar que si un piloto desmotivado y desconcentrado es la imagen que Petronas querría para hacer su entrada en MotoGP una vez que tocaba a Lorenzo con la punta de los dedos, y si éste podría ser el motivo del segundo retraso en el anuncio del fichaje, las dudas de la motivación y rendimiento (dude quien dude) sobre una (digan lo que digan) moto satélite, de una moto fuera de un equipo oficial (sea el que sea).

Y es que otro motivo podría ser (esto ya es cosecha mía) que este patrocinador, el que pone la pasta, haya querido que el equipo que va a soportar su imagen sea el que él elija y que éste no fuera el Angel Nieto Team como se cacareaba en bucle desde los tiempos en los que Lorenzo iba a pilotar esa moto, pero bueno, como estáis pudiendo comprobar, que el equipo elegido no sea el Angel Nieto Team (por patrocinador o por piloto, y es que Pedrosa está gestionando personalmente su futuro) es algo que no se cacareará en bucle por los enviados especiales a los circuitos que sólo cuentan lo que les pueda interesar o lo que pueda servir para pedir/devolver favores (en mi percepción) y quién sabe si cosas así puedas servir para atraer patrocinadores para un equipo en cuestión desde la publicación de turno. Y cuando alguien dice que piensa así, hacen el mismo ruido que un gallinero cuando entra la zorra lista. ¿Sabéis lo peor de todo esto? Que al final, no ya aquí que sólo es una entrada de opinilogía, sino en los textos de gente pro, en los periódicos impresos, en la mayoría de sitios, se termina hablando más de un ignominioso decimoquinto puesto de toda una Honda Oficial que del fantástico segundo puesto de Alex Rins. Resumiendo, que Marc Márquez es el puto amo de MotoGP.

Jorge Martín en AssenTeam Del Conca Gresini

Mapping 88: podría resumirse el fantástico GP de Holanda que Jorge Martín completó como un compendio de todo lo que debe haber aprendido de los errores (grandes y pequeños) que han evitado que fuera líder destacado de la categoría a estas alturas de la película. No empujó más de la cuenta como en Montmeló, no se quedó esperando de más como en Le Mans, filtró la carrera al principio y escondió sus armas hasta el final, lo cierto es que la suya y la carrera de Marc Márquez fueron muy parecidas, aprovechando como nadie el momento en el que Marco Bezzechi paró el ritmo como si estuviera buscando con la mirada el helicóptero de la Guardia Civil. Vamos, una pasada de carrera de Martín que calla bocas como la mía cuando le he criticado algunos momentos en este año. (Mejor esto que decir que era irónico en lo que escribí para intentar convertir mi cagada en un insulto a los lectores como he visto hacer “por ahí”). El curioso karma que rodea a Moto3 en 2018 ha obrado que, más o menos, en la novena cita del Campeonato éste vuelva a comenzar la lucha desde 0 nuevamente entre Jorge y Marco.

Mapping 42: Otro que me está callando, bueno no, otro que está despejando mis dudas sobre su rendimiento es Pecco Bagania. Nos sobran los ejemplos de pilotos de la categoría intermedia que han sufrido un bajón de rendimiento una vez habían garantizado su paso a la categoría reina y parece que Pecco no quiere ser uno de ellos (por ejemplo, el caso de Simoncelli y Alvaro Bautista en 2010. Que por cierto, vaya carrerón de Bati en Holanda, con su GP16 por delante de Petrucci, de Miller, de Pedrosa, de las KTM que nunca llegan, de Aleix… bien por Álvarito) Voviendo, una nueva carrera más o menos “aburrida” de Moto2 en la que las remontadas de Lorenzo Baldasarri y el renacido, resucitado y vuelto de entre los muertos Fabio Quartararo nos brindaron. Hay que felicitar una y otra vez a Luca Boscoscuro, porque ha sido capaz de encontrar aquel tesoro perdido que fue Fabio Quartararo. ¿Os imáginais cómo hubiera sido el mercado de fichajes hacia MotoGP con Quartararo hubiera estado a este nivel desde inicio de temporada? No sé si hubiera cambiado porque la figura de los managers y representantes parece importante en el mercado, pero igual no se hubiera dado tan por sentado que Joan Mir ya no tiene que demostrar nada en Moto2. Que ha demostrado que sí, que lo tiene.

Mapping 5: realemente quería hablar de Arón Canet, pero sólo quiero decir que lo mismo que para Jaume Masiá: bienvenidos de vuelta, por favor no os vayáis más.

Pons Racing

Mapping 40: no tengo ninguna referencia de Augusto Fernández compitiendo antes en Assen, así que un duodécimo puesto por delante de gente como Aegerter o Corsi parece buen puesto, ¿no?

Mapping 72: Cuando antes decía que Mir tiene aún mucho que demostrar en Moto2 no quise decir que no mereciera subir a MotoGP. De hecho ahí tenemos a Simeon, a Syahrin, a Nakagami y unos cuantos más a quienes no les faltan defensores para justificar su presencia en MotoGP, sólo digo que tiene aún mucho (bueno, bastante) que demostrar en Moto2. Otro que bien podría llegar a MotoGP merced de un mercado revuelto es Alex Márquez (de hecho puede que el haber probado la Kalex Triumph fuera para deshojar si permanecer o no en la categoría) pero está en un momento, por neumáticos, por lo que sea, que me recuerda a Tom Luthi, el favorito al que le faltaba ese punto. Y por eso no deja de ser favorito.

Petrucci-MisanoPramac Racing

Mapping 9: Los siete magníficos. Así se han llamado a los siete primeros clasificados, siete pilotos que por momentos fueron 8 si contamos a un Johann Zarco que intenta apurar lo que su Yamaha “cada vez más satélite” le da. ¿Sabéis quienes no estuvieron entre los siete magníficos ni por asomo, ni siendo una carrera lenta ni siendo la carrera más igualada desde alguna de 2006? Ni Danilo Petrucci (con una Ducati como la de Dovi y Lorenzo de esas que van bien en todos los circuitos), ni Jack Miller, ni Pedrosa como ya hemos dicho antes, ni las KTM, ni Nakagami junto a otros. Lo que pasa es que de todos éstos, de todos, se espera bastante más de lo que están ofreciendo en 2018, a diferencia de otros que no he nombrado. Y ya lo siento, pero yo no tengo la culpa. Hablando de “9’s”, bien Jorge Navarro, vamos coññño que tú sabes tío.

Mappings olvidados: Luca Marini no tiró a nadie, lo cual siempre es buena noticia. Muy buen papel de Iker Lecuona en Moto2, lamentar la caída de Xavi Vierge, esperar el regreso al podio de Albert Arenas o Marcos Ramírez en Moto3, y esperar que Alonso López aprenda todo lo que le queda por aprender para próximas temporadas o que, fuera de los “nuestros”, que Oliveira vuelva a triunfar, que Lowes encuentre el camino, que Bulega siga progresando…

Espero no haber ofendido a nadie que quiera divertirse viendo y viviendo esta competición con los resultados y carreras que nos ofrece, que son los que son.

No olviden vitaminarse y mineralizarse, nos oímos en @MotoRaceNation y nos leemos tras Sachsenring como tarde.

@mnlt15

P.D.: como dijo el estadista, vaya rollo os he soltado…

Suscríbete a nuestro boletín de noticias