Manolo Fernández aporta su visión del último Gran Premio de la temporada

Mapping 26: en sus declaraciones de despedida, Dani Pedrosa se quejó de que no siempre había tenido el apoyo y las buenas palabras que ha recibido en los últimos días. También se quejó de no haber contado con las herramientas adecuadas durante su carrera para ser Campeón del Mundo de MotoGP. Lo cual es de lo mejor que podría decir Pedrosa al reconocer que estaba en MotoGP para ser Campeón del Mundo, no como nos han intentado convencer una y otra vez en 26000 artículos explicando todos los hándicaps de Pedrosa para ser rápido y que su valor no podría medirse en victorias. Bueno, el abajo firmante no quiere entrar en polémicas (igual un poco tarde lo digo…) y si a Pedrosa le molesta que se le dediquen buenas palabras pues lo dejamos estar, que palmeros emotivos van a sobrar estos días. Esperemos que KTM se beneficie de su buen hacer y sapiencia para desarrollar para otros esa herramienta, esa MotoGP que afirma no haber tenido.

Habrá quien piense que para escribir esto de Pedrosa mejor estarse quieto, pero lo que realmente quiero escribir es que su afición no merecía este discurso de despedida. Esperemos que como comentarista de DAZN aporte más.

Team Red Bull KTM Ajo

Mapping 61: la fiesta en KTM debe ser de órdago tras su espectacular fin de semana en Cheste. Empezando por una de esas figuras que deslumbran nada más llegar al Mundial y que, para bien o para mal marcarán el resto de su vida deportiva, y me estoy acordando de uno de las mayores decepciones de los últimos años, Karel Hanika, ganador de la Red Bull Rookies Cup como nuestro protagonista Can Öncü. Toda una exhibición de desvergüenza sobre agua la que mostró el turco en uno de esos días en los que todo está a tu favor: la lluvia, la moto, la pista, la determinación y motivación, un poquito de suerte para no caerse y conseguir un nuevo récord que ya tuvieran, entre otros, Scott Redding o Jonas Folger en su día, ambos con luces y sombras en el desarrollo de su carrera deportiva pero con más palmarés que algún piloto oficial de MotoGP: una preciosísima victoria en GGPP. De Öncü esperar que ese aura que demostró en Cheste no se pierda ni diluya, que la presión no le pese y que los flashes no le deslumbren demasiado en el futuro.

Prensa Circuit Ricardo Tormo

Mapping 44: ya con el Mundial decidido a favor de Pecco Bagnaia llegó por fin el esperadísimo Oliveirazo que no terminábamos de ver en todo el año. Miguel Oliveira se despide de Moto2 sumando una de esas preciosísimas victorias en un Mundial que, por cambio de categoría y moto, quién sabe cuando podrá volver a repetirse si se repite. Así de cruda es la realidad de este deporte, de cualquiera de hecho, y a veces uno se pregunta si los aficionados somos conscientes del valor de ganar una carrera e incluso si algunos pilotos son conscientes del valor y necesidad de ganar carreras antes de recriminar halagos. Volviendo a Miguel, con la pista delicada y con la primera toma de contacto con su futura MotoGP a la vuelta de la esquina se le agradece, y mucho, el riesgo tomado y, aunque tarde y con todo decisivio, volver a disfrutar de su extrema calidad como piloto.

Mapping 27: la progresión estaba ahí y antes o después tenía que llegar. Hay que valorar que seguro que para KTM ha resultado una gran alegría ver a una de sus satélites por fin en el podio, aunque no haya sido de las manos de Sam Lowes, que se despide de la marca tras una temporada, que lejos de divina, ha resultado muy discreta y sobre todo, muy terrenal. Iker Lecuona, la apuesta no glam del Swiss Moto2 (en adelante American Moto2) ha ido creciendo en la categoría sin molestar hasta conseguir no sólo molestar sino convertirse en un irritantemente rápido piloto con potencial para el futuro. No ya destacar el trabajo de Lecuona, sino el trabajo y cariño de un equipo que contrató a Lecuona con una imagen, que quizá por no tapar otras llegadas más patrocinadas al mundial o no llegar en el equipo adecuado para salir por TV, llegó al gran público como una cenicienta que hace lo que puede sin tener una gran imagen ni logos propios trabajados desde el FIM CEV. Lecuona, y en otra escala Xavi Vierge llegando al Mundial desde el Tech3 de Moto2, y aquí hay que recordar a Alex Mariñelarena, presentan una forma de hacer las cosas distinta en el que la paciente formación del piloto es primordial muy al margen de los flashes y de ser candidato al podio por derechos de cuna desde el primer wild card que te ganas. ¿O es que alguien se cree que los novatos en equipos glam no tienen presión por conseguir resultados? ¿De verdad se valora, se cree posible una permanencia de Lecuona en un equipo de renombre con los resultados conseguidos en 2016/17 sin el apoyo de un gran sponsor o padrino reconocido?

 

Team Gresini

Mapping 88: en la línea de Oliveira, buscando una de esas preciosísimas victorias que nunca se sabe muy bien cuándo se repetirán estuvo la actuación de su sustituto en 2019, el ya Campeón del Mundo de Moto3 en vigor Jorge Martín. En la debacle de pilotos que fue la carrera de Moto3 lo cierto que Martín sacó esa maestría que nos enseñó en Malasia y con paso firme afianzó un segundo puesto que bien podría haber supuesto una victoria más en la categoría pequeña viendo los sustos que se iba llevando Öncü. Muy de agradecer su actitud, uno diría que uno de los pocos que se dejó llevar y sacó su espiritu competitivo a máximo nível en la categoría de Moto3, que fueron muchos más de los que lo mostraron en Moto2, por cierto.

Mapping 19: Puede que me queme en los infiernos por esto que voy a escribir pero a mí se me ha hecho larga la temporada, de verdad, máxime sabiendo que de una a otra carrera podríamos ver un nuevo día de la marmota auspiciado por los reglamentos técnicos que permiten evoluciones las justas. Hablando de 19’s, qué amarga despedida de Álvaro Bautista, una caída cuando estaba cuajando otra actuación de esas que ponen colorado a los pilotos Ducati que continuarán en la marca el próximo año.

Mapping 44.2: si algo le faltaba a KTM era un buen resultado en MotoGP, dejarse ver por televisión y que la imagen de la moto naranja y su compañero de viaje Red Bull tuviese algo de la cuota de protagonismo que esperábamos que tuviera desde que volvieron a MotoGP no ya como motoristas sino como constructores y equipo propio. Tuvo que caer la mundial para que Pol Espargaró se luciera en las dos salidas que tuvo la carrera de MotoGP incluyendo una sesión remember de los duelos de Moto2 con Marc Márquez. Una sesión remember no sólo por los pilotos, sino por las motos en pleno desarrollo, en plena juventud que en seco les cuesta pero en mojado brillan, algo que me hizo recordar a las primeras Ducati de la era Dal’Igna, poco menos que infalibles en agua y muy críticas en seco.

Volviendo al carrerón de Pol, cuesta trabajo creer que éste haya sido el primer podio de Espargaró en MotoGP tras cinco temporadas, pero hay a quien le cuesta, nos cuesta, más creer que en KTM se hayan estancado tecnicámente como lo han hecho en este 2018. Un proyecto del que nos alegra haya llegado su primer podio y más con la espectacularidad que lo ha hecho y en un pilotaje digno de la filosofía de la marca: ganar (llegar al podio) por los atributos del toro que lucen en su carenado. Enhorabuena y gracias por el espectáculo al doble ganador de las 8 Horas de Suzuka

Álex Márquez durante los entrenamientos del Gran Premio de Qatar de MotoGp
Team Marc VDS

Mapping 73: desaparecido andaba Alex Márquez. Por lesión, por neumáticos por lo que fuera su imagen se había desdibujado de los puestos delanteros y en Cheste mostró esa competitivad, mejor dicho, la mostró dónde nos gustaría verla con asiduidad, luchando por las victorias y por ende por el Mundial. Un tercer puesto final tras caer liderando que, junto con un discurso en el que asume y se responsabiliza de su falta de resultados, nos deja entrever cambios en su planteamiento de la competición de cara al 2019. En el otro lado del Box Suzuk… digo Estrella Galicia (guiño guiño) finalmente ocurrió lo que temíamos, que el compañero de Alex Márquez se fue de Moto2 sin pena ni gloria. La caída en la curva 2 de la primera vuelta puede ser una dura metáfora del paso de Joan Mir por la categoría, y yo me quedo con la duda de si Mir tendrá la sensación de haber visto pasar 19 oportunidades únicas de ganar una carrera, si le pesará no haber conseguido una de esas preciosísimas victorias antes de llegar a Suzuki o si el objetivo de la temporada está cumplido.

Claro que igual el objetivo es huir de Moto2.

Suzuki Racing

Mapping 42: si no flipásteis con lo fácil que hace Alex Rins esos giros con la Suzuki, con esa finura que no mueve la moto en otra dirección que no sea hacia delante en las condiciones de Cheste es que o no vimos la misma carrera o ya no os sorprende nada. Vaya binomio señores.

Mapping 12: sin necesidad de pensar que el hecho de que Maverick Viñales haya cambiado su dorsal es criticable, cosa que no haré, sí me parece un síntoma de forzarse a un cambio a sí mismo. Tras despotricar de Michelin, con reconocidos palmeros contando conspiraciones anti Maverick, tras despedir a tu jefe de equipo, tras establecer agravios comparativos de trato con su compañero de equipo y la última, tras culpar a los sensores de la moto de tu rendimiento en una carrera, el cambiar de dorsal para comenzar una nueva etapa (algo que como todo lo anterior también hizo Pedrosa, adoptando el “2” para atacar el “1” de Campeón) pueda ser una manera de llamarse la atención a sí mismo y recordarse quién es Maverick Viñales antes que mirar a tu compañero de equipo que sigue yendo más rápido que tú. Ojalá este cambio de dorsal sea un cambio de rumbo en el devenir de Viñales, cuya trayectoria parece querer clonar todos los (a mi juicio) errores y actitudes negativas de Pedrosa pero en una única temporada. No quiero y paso de adornarme mucho en esta idea, ojalá me equivoque y Viñales encuentre su rumbo propio en vez de terminar perdido en un Mundial que reconoce tu talento una vez te retiras.

Tras cuatro años en un equipo oficial, me pregunto, y me resultaría muy interesante saber, cúantos aficionados de Mack, o al motociclismo en general, darían por buena para Viñales una trayectoria en MotoGP similar a la de Pedrosa.

Dani Pedrosa

Muy rara la cita de Cheste. Con todo el pescado vendido, o casi todo, y las caídas de muchos protagonistas en las tres categorías pasa a la historia una cita en la que lo mejor de todo ha sido la afición que se ha desplazado y llenado las gradas del Ricardo Tormo por un lado, y por otro de la llegada de DAZN en la retransmisión de las carreras en los próximos años, de lo que ya habrá tiempo de hablar. O lo que es lo mismo, se ha hablado muy poquito de carreras. Igual es por lo que comentaba antes de una temporada tan larga.

No olviden vitaminarse y mineralizarse. Nos vemos pronto.

@mnlt15

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias