Con una Yamaha R1

Román Ramos ha publicado en redes sociales cual será su destino de cara a la temporada 2019.

Tras su injusta salida del Campeonato del Mundo de Superbikes, el piloto cántabro disputará el Campeonato de España de Superbikes (RFME CEV), que desde esta temporada se denominará ESBK, con la escudería de Héctor Faubel, el equipo Fau55.

Ramos correrá a bordo de una Yamaha R1 en su regreso a la competición nacional, desde la que aspira a lograr un nuevo título nacional, tras el conseguido en Moto2 durante la temporada 2013.

Tras cuatro años en el Mundial de Superbike con Kawasaki, el cambio de aires sentará muy bien al piloto de Santa María de Cayón, quien lo comentaba en su anuncio: “Un cambio de aires que me vendrá muy bien para volver a demostrar el gas que llevamos dentro.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias