Declaraciones de Román Ramos tras la prueba del Campeonato de España de Superbike celebrada en Valencia

Patrice Aubert

Román Ramos disputó el pasado fin de semana en el Circuit de Valencia la tercera prueba del Campeonato de España de Superbike, ESBK.

El piloto cántabro, con la Yamaha del equipo FAU55 de Héctor Faubel, logró su mejor resultado de la temporada, al terminar cuarto una carrera en la que rodó durante gran parte en plaza de pódium.

Ya recuperado físicamente, Ramos se encuentra mucho más cómodo sobre la R1, sobre la que, en palabras del piloto, aun hay trabajo que hacer, sobre todo en relación al agarre.

Esta es la valoración del piloto del fin de semana.

Patrice Aubert

Román Ramos: “Tuvimos bastantes problemas en los entrenos del jueves y viernes con el tren delantero, costaba pararla en las frenadas y se me cerraba muchísmo. Para el sábado hicimos unos cambios, acortamos el desarrollo,  la hicimos más larga y mejoró muchísmo. Era más fuerte en la frenada y parar mejor la moto. El único problema era que no teníamos mucho grip detrás, pero podíamos ir.

Clasificamos séptimos, iba todo muy apretado y no hicimos primera línea por una décima. Me encontré muy bien en el warm up, hice tercero con neumático usado.

En carrera salí bien, pero en la primera curva tuve que irme por fuera porque casi me doy con Medina. Remonté hasta la tercera posición cómodo y fácil, pero en cuanto empecé a tirar a por los dos de delante la moto comenzó a patinar mucho y me fue imposible, tenía que ir con mucho cuidado. Tuve tres o cuatro sustos, todos de detrás. No pude tener el ritmo del warm up o del sábado. Pude pelear, estuve casi toda la carrera tercero, pero  a falta de dos vueltas, intentando tapar huecos, se me cerró la dirección en la segunda curva. Pude salvarla, pero me pasó Ponsson y no pude hacer nada por recuperarlo, y al final fui cuarto.

Tenemos que trabajar más en el punto del grip, porque si hubiéramos tenido un poquito más podría haber llegado delante, el ritmo era rápido, pero no inalcanzable.

Hay que seguir trabajando en este nuestro punto débil. Tenemos el nivel para estar delante, la mano me funciona genial y físicamente estoy al 100%.

Falta encontrar la puesta a punto y ser un poquito más rápido al final de carrera. Aún así estoy contento, he podido luchar, que hacía tiempo que no podía.

Ahora esperar a Alcañiz, un circuito que se me ha dado bastante bien y me encanta. Intentaremos estar más adelante. “

Suscríbete a nuestro boletín de noticias