Manolo Fernández aporta su visión del Gran Premio de Australia en #SuggestedMappings

Dpto. Prensa MotoGp

Mapping 93: pues el puto amo, el puto amo de Honda, de MotoGP, de Repsol, de todo lo que le rodea. Y como todo puto amo, se reafirma y tiene la necesidad de demostrarlo en todo momento para que nadie se olvide. En Australia, dónde Maverick Viñales volvió a ser el anti Márquez soñado por Jarvis por un Gran Premio al menos, Marc Márquez simplemente demostró que cuando y cómo quieran, al menos a día de hoy. Y digo a día de hoy porque Philip Island es un circuito muy especial, como Assen. Es un circuito en el que no predominan las grandes aceleraciones ni las grandes superfrenadas y dónde los conjuntos piloto-moto pueden disimular sus carencias en esos momentos en los que el conjunto se ve comprometido como son, permítanme la redundancia, las grandes superfrenadas ni las grandes aceleraciones. Así que Viñales no tuvo mayores problemas para ir pasando a sus rivales como sí tiene en otros circuitos (recordemos el GP de Japón del que aprovecho para disculparme por no haber escrito), y no le hemos oído quejarse de que hay más pilotos en pista. Philip Island nos da la bondad del espectáculo porque deja a los pilotos y sus motos hacer a velocidad de vértigo. Miren si no a Andrea Iannone y el carrerón demostrado para Aprilia en su circuito fetiche, miren si no cómo Aleix Espargaró, sabedor de lo bien que va Iannone en Australia, se marcó otro carrerón de esos que están por encima de las supuestas capacidades de la Aprilia. Volviendo al hilo principal del mapping (miren, van a perdonar al abajo firmante que les está hablando de usted y divaga porque lleva cuatro tercios sin cenar y escribe a las tres de la mañana)… pues volviendo al mapping principal, el próximo GP de Malasia nos dirá, nos terminará de decir, qué conjunto de piloto-motos han mejorado al nivel demostrado en  Australia y que conjuntos de piloto-motos han aprovechado las espectaculares bondades del circuito aussie para sacar pecho una vez al año, y entre ellos incluyo a Maverick “mejor solo” Viñales. Y de Marc, sencillamente no sé qué poner que no resulte obvio.

Repsol Honda

Mapping 99: ¿recuerdan ustedes a aquel piloto con un mono blanco que se presentaba en la pretemporada 2008 como el flamante compañero de Valentino Rossi? ¿Recuerdan aquel rookie haciendo pole a la primera y ganando en Portugal? ¿Recuerdan al primero en vencer de tú a tú a Rossi con sus mismas armas? ¿al único que le ha ganado y  plantado cara a Marc Márquez? ¿al que le dio en la cara a Domenicalli cuando éste lo despidió? ¿Lo recuerdan? Pues por Philip Island no apareció. Aquel cabrón cabezota que se empeñó en vencer a Rossi y a Márquez y que rebuscaba la manera de vencer y las armas a conseguir para vencer no apareció por Australia. En su lugar, un piloto conformista que dejaba pasar las vueltas hasta finalizar el GP para no se sabe muy bien qué ocupó su lugar. Y dándole como le doy todo el crédito del mundo a que algo no ha funcionado bien en su lado del box (lean Motorlunews.com señores) y dándole todo el crédito que le llevo a Dal’Igna a pedirle que dejara pasar a Dovizioso para ver si sonaba la flauta a Jorge Lorenzo, el que se montó en la moto lo intentó, le damos mérito pero no era él. Y ojo, que si por las fobias de cada uno tenemos claro que un piloto así no puede estar compitiendo en MotoGP, cuando quieran cogemos la lista de pilotos y repasamos uno por uno lo que consiguen en sus circuitos favoritos y lo que consiguen el resto del año para ver cúantos son pilotos de MotoGP o cuántos están viéndolas pasar. Mientras tanto, aguardamos el regreso de Jorge Lorenzo y agradecemos al piloto que se hace pasar por él sus esfuerzos, aún a pesar de que precisamente en Australia todos los defectos de la Honda se camuflaban. Pregunténle a Cal Crutchlow si no.

Prensa KTM Ajo

Mapping 73: vaya gozada ver a pilotar a Brad Binder, y a menos que nos hayan engañado, vaya estilo de on-off, de buscar la V que se va a llevar MotoGP por el precio de medio. Impresionante. Como impresionante fue la carrera de Jorge Martín, con un estilo muy reconocible sobre la moto y no dejando mucha opción a quien quisiera acercarse a la dupla de KTM’s. Muy curioso el extraño caso de KTM en Moto2, al menos el presente año. Viniendo de dar mucho miedo con Binder en el 2018, se ven perdidos con el cambio de motor en 2019 (la verdad que debe ser contradictorio promocionar el motor de la Triumph Speed Triple intentando vender KTM Duke) y cuando deciden abandonar el proyecto de Moto2, todos sus pilotos, hasta Bezzechi, van bien. Una coyuntura que se está explicando con el excesivo material a probar que ha traído KTM para sus pilotos de Moto2, evitando que se concentraran en una única línea de desarrollo y de pilotaje. Y si esto pasa en Moto2, ¿¿qué no pasara en MotoGP?? Muy díficil, pero si lo miran bien, bueno, si al menos lo miran como yo, verán lo díficil que debe ser acertar en el desarrollo de una MotoGP cuando en KTM se han perdido con la parte ciclo y un motor que no admite modificiaciones aún en pretemporada. Y si es tan díficil el elegir el desarrollo idóneo de la Moto2, y por tanto de la MotoGP ya ni hablamos, ¿¿cuántos pilotos aptos para MotoGP hay en MotoGP?? (y aquí lo dejo porque me estoy metiendo en un jardín considerable, y eso que no he dicho que Iker Lecuona iba en plan Darryn Binder…).

A ver, mapping 73. No voy a dudar del gen Márquez, ése por el que una vez te ocurre algo aprendes la lección y no vuelves a caer en el error, así que diré que todo el muestrario de puertas abiertas que Alex Márquez nos regaló en Australia no debería volver a verse en Malasia, no diré que se nos dio toda la impresión de verse presionado (o excesivamente relajado) en su pelea por el título a la postre de dejar todas las dudas de ese pelo que le falta para ganar que nos lleva dejando ya un par de temporadas. Desde luego, no es el papel que esperamos de un piloto qu está dispuesto a defender título en Moto2 (si lo ganara, porque compitiendo como en Australia le falta el canto de un céntimo para dejar el mundial en menos de 5 puntos para Cheste, y todos nos reímos de Luthi, pero enséñale el Mundial a un piloto curtido de 30 años y rápido, a ver qué pasa). La lectura que nadie dará, en principio poco halagüeña para Alex, es que quizá, quizá, aquella ventaja que el VdS encontrara cuando Dunlop abrió su catalago de especificaciones (algo que favoreció a Márquez) se esté viendo reducida una vez los rivales hayan ido encontrando su setting. Y quizá por eso Luthi ya no pierda fuelle en la segunda mitad, quizá por eso Marini haya reencontrado la senda que tanto le cuesta encontrar y quizá por eso Baldasarri tenga la cabeza menos liada y se vuelva a centrar en las carreras. Hasta Sam Lowes parece más seguro según en qué momento le veas, siempre antes de caerse.

Leopard Racing

Mapping 48: Fenati, Antonelli, Bastianini, Bagnaia, Migno, Bulega, Bezzechi, Di Giannantonio… la lista de pilotos italianos llamados a ganar en Moto3 se ha visto superada por el menos glamoroso y presuntamente menos talentoso de todos ellos, el currante Lorenzo Dalla Porta, cuyos resultados en años anteriores no invitaban a pensar en el dominio que ha mostrado en 2019 pero por el que hay que felicitarle y reconcerle que ése título de Campeón del Mundo que él tiene no lo tendrán muchos de todos estos que tienen tanta prisa por crecer y no caber en la Moto3. Que lo disfrute y lo guarde como oro en paño porque no es fácil poder decir que eres Campeón del Mundo aunque muchos rechacen la oportunidad de luchar por serlo.

En la otra cara de la moneda, Arón Canet, al que sólo podemos darle las gracias por el esfuerzo y el trabajo hecho.

Y en la tercera cara de la moneda, Moto3, que nuevamente se queda huérfana de referencias y tendrá que buscar y rebuscar un candidato entre los sospechosos habituales del Leopard o directamente decir que el Leopard es la referencia de la categoría pequeña independientemente de quién pilote sus motos, puesto que ningún equipo, ni siquiera el bendecido y multilaureado Team Ajo parece poder hacer sombra a las veloces motos del Leopard en los últimos años. Por mucho que Albert Arenas se empeñe en este final de temporada.

No olviden vitaminarse ni mineralizarse, nos vemos, o eso espero, tras el GP de Malasia.

El abajo firmante.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias