El piloto balear Jorge Lorenzo ha regresado a Assen tras su operación con la intención de participar en la carrera de mañana en la capital del motociclismo mundial.

Aunque aún no hay nada confirmado, la intención de Lorenzo es la de estar en la parrilla. 24 horas no parecen suficientes como para volver al ‘ruedo’, pero la competitividad del piloto y lo apretado de las apuestas online en el mundial de motociclismo hacen que no quiera perderse la carrera para intentar sumar los máximos puntos posibles.

El comunicado expone que “La duración de la operación ha sido aproximadamente de dos horas y el transcurso del post-operatorio ha sido normal. Jorge sufrió una fractura compleja con desplazamiento en la clavícula izquierda. Ha sido una operación difícil pero que aparentemente se ha llevado a cabo con éxito. Hemos insertado una placa de titanio que ha sido fijada con ocho tornillos. Jorge ya ha despertado de la anestesia. En las próximas horas evaluaremos el progreso del paciente y entonces podremos hacer una estimación del tiempo de rehabilitación que necesitará después de la operación”. Esto quiere decir que aún no tiene la confirmación médica para poder competir pero con el simple gesto de volver a Holanda Jorge demuestra que por su cabeza sólo pasa una cosa: correr.

Esto se podría entender de varias maneras pero realmente parece una temeridad. El tiempo de recuperación de una lesión así es más largo de lo que parece y una nueva caída podría significar perderse varias carreras más por el hecho de querer forzar. Es cierto que muchas veces los pilotos corren con lesiones importantes pero no lo es menos que con una placa de titanio recién insertada en la clavícula no parece lógico que arriesgue de esta manera.

En definitiva, la última palabra la tienen los médicos. Lorenzo quiere ser una de las apuestas deportivas en la web de bet365 en Assen. Mañana saldremos de dudas.

Guillermo Fernández

Suscríbete a nuestro boletín de noticias