rueda-extreme

Alfredo Prádanos | .
Una victoria merecida arrebatada en los despachos“. Así define Raúl García Bermúdez la situación vivida el pasado domingo en el Circuito de Navarra.

García terminó en octava posición la carrera de Stock Extreme correspondiente a la quinta ronda del CEV, lo que le convirtió en el primer piloto privado de la categoría. Un bonito premio a un fin de semana plagado de problemas.

Tras disfrutar del pódium y de la rueda de prensa, protocolo reservado a los campeones, Raúl recibió la noticia por parte de los comisarios. una pegatina entre la caja de filtro y el tanque de gasolina de su Kawasaki fue considerada como una situación contraria al reglamento, por lo que fue descalificado y designado ganador el navarro Jon Purroy.

Para Raúl García, “ha sido una putada lo que me han hecho los comisarios, ya que ni en Albacete ni en Montmeló me descalificaron y la moto estaba igual, pero bueno, da igual. Lo importante es el ritmo de carrera que tuve y el 1:40:800 que sería la vuelta ideal.  Una pegatina entre la caja de filtro y el tanque de gasolina no hace que un piloto ruede mas rápido, pero si los puntos se tienen que quedar en Navarra que así sea. Si esta descalificación me ha servido para algo, es para darme cuenta de que con mi padre y mi novia no puedo ir mas,  y gracias a Dios me han salido buenas ofertas, ahora falta algo de pasta.”

Suscríbete a nuestro boletín de noticias