Álex Sirerol, en su debut con una moto de 600cc, consiguió hacer la pole pero la mala suerte hizo que se cayera a pocas vueltas del final mientras rodaba líder en la carrera del domingo

El joven piloto de Denia Álex Sirerol, fue protagonista de un agridulce fin de semana cargado de novedades. Fue el momento de su estreno en la categoría Open 600 de la Copa de España de Velocidad y también su primera carrera en el equipo Cardelus-BST, pero también el momento de la primera caída de esta temporada.

Sirerol
Dpto. Prensa Álex Sirerol
El sábado fue un día perfecto. Con solo una semana de experiencia encima de la moto, Sirerol fue capaz de conseguir el tiempo más rápido de la jornada y hacerse con la primera posición para la parrilla de la carrera inaugural del año. En la primera sesión de entrenamientos ya logró una excelente quinta posición, pero su ambición y buen hacer le hicieron mejorar cada vez que salía a pista consiguiendo una sorprendente, incluso para él, primera posición en los clasificatorios.

El entusiasmo, ganas y trabajo no pararon con este resultado, pues la idea era culminar con una victoria. Sin embargo, la mala suerte y la inexperiencia le hicieron irse al suelo en la vuelta ocho después de ir liderando toda la prueba. De todas formas, el pupilo del Cardelus-BST se encuentra muy confiado y con muchas ganas de la próxima prueba de Jerez, en la que espera poder seguir aprendiendo y ofrecer una actuación como la del pasado fin de semana, aunque con un final más feliz. A su vez el joven dianense agradece constantemente a toda la gente que le apoya pues, en sus propias palabras, “sin ellos no podría hacer lo que me gusta, pilotar”.

Álex Sirerol:A pesar de ser mi primer fin de semana en la categoría de 600cc con el equipo BST, ya desde el principio me sentí muy cómodo encima de la moto. El sábado fue una jornada perfecta. Salí a rodar como un día normal de entrenamientos, ya que me hacen falta kilómetros encima de la moto, y me llevé la sorpresa y la gran satisfacción de conseguir la pole. El domingo fue algo más complicado. Tras salir primero y liderar casi toda la carrera, en la vuelta ocho la moto me descabalgó, me salí de pista y acabé en el suelo. De todas formas, esto me hace aprender mucho y coger más experiencia. Estoy muy contento con el equipo ya que han hecho un trabajo perfecto durante todo el fin de semana y me siento muy cómodo con ellos. Son una familia. Ahora, ya estamos pensando en la próxima carrera en Jerez”.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias