Consternación entre la prensa no especializada

The MotoGp Yellow Box by La Yoli: Cheste vendió todo y provocó desconcierto

Los periodistas, temerosos, obligados a especializarse

Repsol Media

Con el Titulo de Moto3 ya en las manos del surafricano Brad Binder y la resignación de los pilotos de Yamaha a ser vencidos por Marc Márquez en MotoGP, Cheste sólo debería decidir el título de Moto2 entre el español Alex Rins y el francés Johann Zarco, y lo hará con el cartel de no hay billetes colgado con más de un mes de antelación, aún a pesar de haber ampliado su aforo en 6000 personas. Así lo anunció  el director del Circuit, Gonzalo Gobert, durante la presentación oficial del cartel del Gran Premio de la Comunitat Valenciana.

Según he podido descubrir durante el desempeño de las labores propias de becaria documentalista para pcmoto.net, las reacciones ante el lleno absoluto para el GP de la Comunitat Valenciana no se han hecho esperar entre la prensa no especializada, deportiva o no, que informa (o algo) sobre el Mundial de MotoGP en sus publicaciones.

Periodistas de diversos medios se vieron desbordados y no han dudado en expresar su incapacidad para entender la masiva afluencia de público a este evento. “No lo entendemos, apenas está habiendo polémica, nadie ha tirado a nadie, no ha habido amenazas de muerte entre los aficionados, nadie se ha citado para pelearse en el parking del circuito y aún así lo han vendido todo, como si a alguien le interesaran las carreras  en sí”. Entre sollozos y un repetitivo “no hay derecho” a modo de tick, la fuente consultada sentenció antes de despedirse con un “Si eran cuatro cuñados, ¿de dónde salen los otros 114996?” mientras tecleaba una calculadora Casio.

Otros periodistas, en cambio, se quejaron con infinita amargura de las repercusiones negativas que el lleno absoluto de Cheste tendrán en su vida personal. “Ahora pasaré menos tiempo en casa, tendré qué investigar y contrastar las noticias, preguntar sobre técnica, explicar a los lectores por qué se producen los resultados que se producen, enterarme de los resultados mismos, aprenderme la lista de pilotos que participan… un desastre, ni mi mujer ni las chicas del club me lo perdonarán.”

Un tercer sector, más reducidito eso sí, asumía las consecuencias de sus actos no sin salir de su asombro y con claro nerviosismo “se nos fue de las manos, tantas noticias sacadas de la nada que al final la gente ha terminado viendo las carreras y les han gustado. Y eso que las dan de madrugada. Qué desastre. Todos los artículos que ya habíamos escrito para octubre a la basura…”

Desde el lado más condescendiente de mi persona, una desearía mandar todo el apoyo y comprensión a todos aquellos periodistas y medios que desde el GP de Malasia de 2015 se dedicaron a maltratar y a prostituir la información real convirtiéndola en la información fácil desde el lado que me hizo estudiar periodismo simplemente desearía que nunca salieran del universo que ellos mismos se crearon y en el que se parecen revolcar gozosos. De hace un tiempo servidora decidió no publicitarlos gratuitamente desde estas líneas como ya hice en enero, febrero y abril, pero no por elló me faltará material para finalizar en buen y extenso puerto mi tesis “La falta de rigor y amarillismo en la búsqueda de público: MotoGP” para doctorarme en Periodismo por la Universidad Mar de Plata, en la que ya me reservaron el Aula Magna. Sólo me queda expresar cómo the butterflies in my stomach sienten como ésta noticia (una de verdad, contrastada y con rigor) quizá suponga un fin de ciclo en mis textos en pcmoto.net.

Quizá, quien sabe, invertí mucha plata en aprender mecanografía para ahora andá a otra cosa no más.

Desde Buenos Aires, Argentina, les informó placenteramente Yoli Carrión.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias