Team Althea

Lo sucedido este fin de semana en el circuito de Rimini me ha dejado sensaciones… contradictorias. ¿Por qué? Es sencillo, pasar de lo sublime a lo más profundo del infierno es una verdadera putada, o como dijo el otro, “Cuanto peor, mejor para todos. Y cuanto peor para todos, mejor. Mejor para mí el suyo.” Qué gran verdad…

El caso es que las cosas positivas han existido, ver a Van der Mark delante con la Yamaha ha sido una gran satisfacción, ver cómo se escapaba sin opciones para el resto de seguirle. Eso quiere decir que pronto habrá más ingredientes para optar a victoria (eso creo) y todo fue así hasta que el neumático quiso cobrar protagonismo celoso de sus vecinos en otro campeonato. Aún así, su compañero de equipo, Lowes, dejó la impronta de la marca japonesa en el pódium. Sykes, beneficiado por el accidente entre Davies y Rea, ganó la primera carrera, pero sigue sin ganar en condiciones normales; parece que lo lleva bien, aunque esto solo lo sabe él. Los españoles obtuvieron una buena clasificación, pero para mi gusto, no un buen resultado. Teniendo en cuenta que Davies, Van der Mark, Mercado estaban fuera de carrera y Melandri clasificó decimoquinto, perfectamente podríamos pensar que esas plazas obtenidas por los nuestros son un tanto ficticias. Sí hay que mencionar que Román consiguió entrar en la SP2, algo que evidencia progresión pero deja algo más claro aún, que hay piloto, siempre lo ha habido, pero sin mejor moto poco más puede hacer.

Prensa Pirelli

Y lo mismo podría decir de Torres. Verlo sobre la BMW, como él mismo dijo, “bailando sobre la moto”, era espectacular, arriesgando en todo momento. La mala fortuna, para él y Forés, les dejó sin opciones de poder mejorar el resultado de la primera carrera; una verdadera pena. No sé qué pensáis al respecto, pero ha sido la primera vez que la fórmula de parrilla invertida da resultados, algo que parece que ha pasado por alto para todos, pero en esta ocasión ha propiciado ver a dos de los nuestros encabezando la carrera. No sé si ha sido cuento de un solo día o se repetirá, pero lo cierto es que le da otro color a esto. Salivaba enormemente pensando en ver a Forés y Torres peleando por la victoria con lo que quisieran sumarse a la juerga, pero no, no pudo ser, nunca puede ser y estoy harto, sí, lo reconozco, me ha pillado así.

Harto de ver siempre lo mismo, las mismas caras una carrera sí y otra también y no encuentro motivos estrictamente deportivos, por calidad de piloto, no los encuentro. Me colma ver cómo marcas como BMW, con Torres o Aprilia se limitan a ser comparsas. ¿Eso quieren ser?, ¿esa es la imagen que quieren dar? Un “olé” muy grande para MV, que se están partiendo la cara por dar a Camier la mejor moto posible y de vez en cuando lo vemos ahí arriba, pero para fábricas más grandes, como las que antes he mencionado, lo que siento es vergüenza ajena. Después querrán buenos equipos que los soporten y que lleven buenos pilotos, pero que “su representante”, Reiterberger, haya salido corriendo para poder verse de nuevo delante, dice mucho. Serán alemanes, pero el espíritu de la Blitzkrieg ha pasado a ser el de cocinar Kaiserschmarrn; tienen a un pilotazo delante de los morros y los tíos van a otra cosa… Me estoy calentando, mejor paso a otra cosa.

Recuerdo la entrevista que le hicimos en PcMoto cuando dio el salto del equipo MR Griful, con Dani Rivas de compañero y con motos Harris, al Team Laglisse, con Suter y Carmelo Morales de compañero en la categoría de Moto2. No lo conocía previamente, ese fin de semana ganó la carrera y recién llegado a la zona de pódium, tras la vuelta de honor, se quita el casco, saluda a su equipo, me ve y se viene a darme un abrazo. Estaba feliz, muy feliz, acababa de ganar una carrera en el CEV pero tuvo un momento para acordarse de un tipo que acababa de entrevistarle para un medio pequeñito y compartir su alegría por la victoria. Terminaría proclamándose Campeón de Moto2 en el CEV. Torres es un buen tipo, estupendo y un piloto enorme; merece muuuuucho más.

Sofuoglu
Kawasaki Press

Kenan, ¡qué grande eres! La forma en la que ha ido recortando puntos en la general ha sido de auténtico “aplastador sin piedad”. Si sigue así y los rivales se empeñan en ser flojitos como la gelatina, ¿alguien duda que conseguirá el quinto título del WSSP? Sabe presionar, arriesgar, y solo verlo en la parrilla me da que intimida al resto. MV sigue perdida, mejorando, pero sin ser “top” y el resto… Error de Mahias, que lo está haciendo bien, pero esta ha sido la primera herida, en él está ver si la sana o sigue sangrando. Del resto no espero mucho, la verdad, pues salvo el alocado Cluzel rememorando tiempos pasados ha sido capaz de inquietar al emperador de la categoría. Kenan es como Othar, el caballo de Atila, por donde pasa… los rivales no vuelven a levantarse.

Prensa Pirelli

Y sí, señores, hubo vencedor español en esta ronda: Mika Pérez, que en una buena pelea en grupo con Pontone, Coppola, Loureiro, Schotman y Marc García, entrando en una franja de 0,6” se impuso en WSSP300. Esta categoría me gusta cada vez más y tenemos, además de los mencionados a Borja Sánchez y Dani Valle, que acabaron séptimo y décimo y a Ana Carrasco, que acabó decimocuarta tras verse inmersa en un grupo en el que hubo una caída que provocó su salida de pista y se vio obligada a hacer carrera de remontada, eso sí, solo seis pilotos rodaron en 1´53 y ella fue uno de ellos. En una de estas la veremos arriba, seguro.

Ahora toca cruzar el charco. Esperemos que esté fresquito, que hace mucho calor. Nos leemos pronto.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias