Movistar Yamaha

385 días después de su última victoria, “il doctore” Valentino Rossi ha utilizado todo su saber hacer, experiencia y mejoras en su Yamaha para ganar en un circuito de pilotaje “suave” que le resulta talismán, metiéndose de lleno en la lucha por el título colocándose tercero del mundial a tan sólo siete puntos del nuevo líder, el italiano Andrea Dovizioso.

La carrera comenzó con todas las miradas puestas sobre poleman, el francés Johann Zarco (Yamaha Tech3), que no defraudó con un tirón inicial al que sólo Marc Márquez (Repsol Honda), un fuerte Valentino Rossi (Movistar Yamaha) y un sorprendente Danilo Petrucci (Pramac Ducati) parecían poder aguantar, abriendo un pequeño hueco sobre Álvaro Bautista (Aspar Ducati), Scott Redding (Pramac Ducati), Andrea Iannone (Suzuki) y el ganador de Montmeló, Andrea Dovizioso (Ducati Corse) luchando por la quinta posición.

Zarco, con neumáticos blandos delante y atrás, lideraba el compacto grupo de cuatro en el que Rossi no perdía ocasión de enseñarle la rueda a Márquez de vez en cuando y Petrucci aguantaba el tipo en la cuarta posición hasta la vuelta 10 que comenzó el movimiento en las plazas delanteras. Rossi, con neumático duro detrás se deshacía en pocas curvas de Márquez y un peleón Zarco (toque con el italiano incluído) para ponerse líder por delante de Márquez, mientras que en el segundo grupo el líder Viñales (Movistar Yamaha) lograba adelantar a Dovizioso desde la cuarta línea de parrilla, pero en la entrada a recta de la vuelta 11 Viñales perdía el control de su Yamaha cuando ya iba quinto y dejaba a Dovi con el liderato al alcance de la mano.

En la vuelta 15 Rossi apretó el ritmo abriendo un hueco de un segundo sobre su perseguidor, un muy sólido Petrucci por delante de Márquez. Zarco se mantenía en la cuarta posición y Dovizioso rodaba plácidamente en la quinta posición. Bautista caía en en la vuelta 8 y Aleix Espargaró, sensacional sobre la Aprilia se colocaba séptimo justo en el momento en el que Dirección de Carrera mostraba bandera blanca, habilitando a los pilotos a cambiar de moto por lluvia en puntos del circuito, como en la entrada a recta.

Zarco, el primero en cambiar a neumáticos de lluvia mientras que Dovizioso llegaba incluso hasta la segunda plaza en un visto y no visto aprovechando una pista en condiciones dudosas. Barberá, Lorenzo y Rins cambiaban de moto a falta de seis vueltas.

Las cambiantes condiciones de la pista ofrecieron durante instantes un show Ducati con Petrucci y Dovizioso luchando por la segunda plaza, pero cuando las condiciones de pista empeoraron ligeramente fue Petrucci quien llegó a liderar la carrera con Rossi a rueda mientras que Dovi, Márquez y un desatado Crutchlow en plena remontada luchaban por la tercera plaza a una distancia prudencial del dúo de cabeza. Miller llegaba a la sexta plaza que conservaría hasta el final merced a los cambios de moto y de las condiciones y Zarco, uno de los protagonistas a priori, era sancionado con un Ride Through por superar la velocidad permitida en el Pit Lane durante el cambio de moto.

Pramac Racing

Pero por delante, Rossi hacía valer toda su experiencia y ambición abriendo un hueco sobre Petrucci en la última vuelta que le valía para resisitir el último ataque del de Ducati  y conseguir así su primera victoria del año, la décima en Assen y la 115 de su computo total y presentar su candidatura al Título de Campeón de Mundo 2017 desatando la fiebre amarilla en Assen sobre Danilo Petrucci, muy crítico con Dirección de Carrera a la que acusó de no mostrar banderas azules lo que consideraba le perjudicó en la pelea por la victoria, siendo taponado por Rins y Barberá en la última vuelta. Un final agridulce para una excepcional actuación de Danilo Petrucci, muy en forma.

Por detrás, Márquez conseguía completar un podio con tres motos distintas. Marc Márquez conseguía el podio número 400 de España en 500/MotoGP en una tremenda lucha a tres con Crutchlow (LCR Honda), cuarto final y primer piloto independiente, y Dovizioso, quinto final y nuevo líder de la categoría con 115 puntos en una clasificación cada vez más apretada en la que los cuatro primeros se quedan en tan sólo 11 puntos. Segundo se mantiene Viñales con 111 puntos, tercero se coloca Rossi con 108 y Márquez es cuarto con 104. Difícil recordar un mundial tan comprimido.

Pedrosa se queda quinto en la clasificación provisional con 89 puntos, merced a la pobre décimo tercera posición conseguida. Muy bien los hermanos Espargaró, Aleix décimo final con la Aprilia y Pol undécimo con la KTM, consiguiendo la mejor posición del año en el año del debut de la fábrica austríaca. Lorenzo (Ducati Corse) terminó décimo quinto y junto con Barberá y el recuperado por Suzuki Alex Rins, fueron doblados en la última vuelta.

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias