Su compañero Binder fue segundo en una gran jornada para la fábrica austriaca

Miguel Oliveira logra la primera victoria de KTM en Moto2

Morbidelli, tercero aumenta su ventaja hasta 29 puntos sobre Luthi, lesionado

Red Bull KTM Ajo Motorsport

Miguel Oliveira ha ganado el Gran Premio de Australia de Moto2. De esta forma, el portugués logra su primera victoria en la categoría y logra, además, la primera victoria a KTM en el año de debut de la marca austriaca en el campeonato.

Y es que la fábrica de Mattighofen está viviendo un momento dulce. Perdida la hegemonía en Moto3, en MotoGp están creciendo a pasos agigantados y en Moto2 ya son una realidad capaz de subir al pódium regularmente y ganar carreras.

La fiesta la completó Brad Binder logrando la segunda posición después de un bonito mano a mano frente a Marco Morbidelli.

La película de la carrera la protagonizaron ambas KTM liderando junto a Morbidelli, que tenía una buena oportunidad de aumentar su ventaja en la clasificación en una carrera clave. Su gran rival, Thomas Luthi, había sufrido una dura caída durante el warm up y estaba muy mermado físicamente.

Las vueltas pasaban y Oliveira lograba irse en solitario, dejando a Binder y Morbidelli peleando por la segunda posición, antes de la llegada del torbellino Nakagami, quien después de una buena remontada se aupó hasta la segunda plaza. En su recuperación, el piloto del Team Asia llevó a un sensacional Xavi Vierge y al suizo Jesko Raffin, ganador del FIM CEV 2014, hasta el grupo que luchaba por el pódium.

El japonés tiró fuerte, y tras verse la bandera de agua en pista, se fue por los suelos perdiendo una segura opción de pódium

Sin mayor oposición, Oliveira se llevó la victoria, seguido de Binder, que había abierto el hueco justo respecto a Morbidelli, tercero.

En la última vuelta Raffin superó a Vierge para terminar cuarto, su mejor clasificación desde que llegó al mundial, más teniendo en cuenta que es un piloto poco habitual en la lucha por los puntos.

Vierge confirmó su gran año con la quinta posición, demostrando que el pódium en Motegi, a pesar de la lluvia, tuvo mucho que ver con su extraordinario talento.

Thomas Luthi solo pudo ser décimo, al verse inmerso en un grupo que luchaba por la sexta plaza, que fue a manos de Álex Márquez, a quien un toque con otro piloto en la primera vuelta privó de pelear por mejores posiciones. Axel Pons fue undécimo, y Augusto Fernández volvió a quedarse a las puertas de puntuar, decimoséptimo. Lecuona y Viñales terminaron dentro del top-20.

Con dos carreras aun por disputarse, Malasia y Valencia, Morbidelli tiene todo a favor para llevarse el título, al tener una ventaja de 29 puntos respecto a Luthi.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias