Crónica del Gran Premio de Australia de Moto2
Red Bull KTM Ajo

Con los candidatos al título pendientes de no fallar, Bagnaia y Oliveira, y perdidos en el medio del pelotón, los outsiders tomaron la iniciativa en el Gran Premio de Australia de Moto2.

Hoy hemos podido ver una carrera divertida, tensa, de esas con final incierto que no se decide hasta la bandera a cuadros.

Bran Binder se ha llevado la victoria, resistiendo los ataques de la tropa de jóvenes pilotos españoles que han tomado el relevo de los hasta hoy tradicionales aspirantes.

Lecuona, Vierge, Fernández y Mir, sí, seguía compitiendo, han protagonizado junto al sudafricano de KTM la carrera en Phillip Island.

Con el poleman Passini fuera de carrera tras caer en la segunda vuelta, Lecuona y Vierge lideraron los primeros compases de la prueba, pero el valenciano se fue al suelo y quedó fuera de juego.

Binder asaltó la primera posición, perseguido por Vierge, Aegerter, Marini, Baldasarri  y compañía.

Con el paso de las vueltas, Joan Mir salió de su letargo y comenzó a recuperar posiciones, alcanzando la segunda plaza en las vueltas finales.

Llegó a la última vuelta pegado a la rueda de Binder, pero este aguantó el tipo y se llevó la victoria, completando el pódium Xavi Vierge, que superó en esa misma recta a Augusto Fernández, que está creciendo a pasos agigantados.

Álex Márquez, que ayer sufrió una dura caída, pudo disputar la carrera para terminar séptimo, por delante de Jesko Raffin, quien sigue demostrando que tiene talento de sobra para estar en este campeonato y no para experimentos.

Oliverira fue undécimo y Bagnaia duodécimo. En esta circunstancia, el italiano tiene mucho más cerca proclamarse Campeón del Mundo de Moto2 en la próxima carrera, el domingo que viene, en Sepang.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias