De vehículos clásicos y seguros

La afición a los vehículos clásicos crece a pasos agigantados, tanto que cada vez es más habitual la organización de ferias, exhibiciones, concentraciones y todo tipo de eventos con coches, motocicletas e incluso camiones, como protagonistas.

By John Hill - Own work, CC BY-SA 4.0

En contra de la primera impresión, esta afición por lo clásico no solo es cosa de personas con una cierta edad, quienes continúan cuidando sus vehículos como tesoros, sino que cada vez personas más jóvenes se se sienten atraídas por este apasionante mundo.

El crecimiento del sector ha ido en aumento durante los últimos años, y las previsiones apuntan a que seguirá creciendo en el futuro, por lo que además de una afición a cultivar, se puede considerar como una inversión el poseer un vehículo clásico.

Quien tiene un clásico dedica gran parte de su tiempo libre a cuidarlo, restaurarlo, revisarlo, y, sobre todo, a circular con él por carretera.

Ya en carretera, uno de los obstáculos suele ser encontrar un seguro clásico de coche que cubra los aspectos esenciales que marca la ley, y que, por norma general, suponen un desembolso importante al usuario debido a la antigüedad del vehículo.

¿Cuáles son las características habituales de una póliza de seguro de automóvil?

Responsabilidad Civil obligatoria

Es la cobertura obligatoria en toda póliza, por la cual la compañía aseguradora asume la obligación de indemizar por los daños ocasionados cuando el vehículo asegurado causa un daño a un tercero, y resulta civilmente responsable.

Responsabilidad Civil voluntaria

Amplía la Responsabilidad Civil obligatoria por ley, garantizando el pago de los daños a los bienes y las personas, de las que el vehículo asegurado fuera legalmente responsable.


Defensa penal y reclamación de daños

La compañía aseguradora asume los gastos derivados de la defensa jurídica o proceso arbitral, así como la prestación de los servicios de asistencia judicial o extrajudicial derivados de la cobertura de su seguro.

Responsabilidad Civil de la carga

Con esta cobertura se amplía la Responsabilidad Civil obligatoria, garantizando el pago de los daños a los bienes y las personas, de las que la carga transportada por el vehículo asegurado fuera legalmente responsable.


Accidentes del conductor

Con esta cobertura se garantiza la indemnización de los daños corporales producidos por accidentes de circulación del vehículo asegurado, que origina su muerte, invalidez permanente o gastos de asistencia sanitaria.


Asistencia en viaje

Con esta cobertura se garantiza la asistencia durante los viajes tanto al vehículo asegurado como a la persona asegurada, así como el transporte del vehículo y las personas.


Rotura de lunas

En caso de rotura de las lunas del vehículo, la compañía garantiza la reposición o reparación, según el caso, y los gastos de colocación de las mismas.

Rainmaker47 CC BY-SA 3.0 from Wikimedia Commons

Como comentaba anteriormente, la antigüedad supone un obstáculo de contratar un seguro para motos clásicas o coches clásicos.

Ante el crecimiento de la presencia de este tipo de vehículos, se estima que para el año 2021 habrá casi seis millones en España, tanto para disfrute por carretera, como para el cada vez mayor número de competiciones, existen compañías de seguros que tienen entre su catálogo servicios adecuados para los vehículos clásicos.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias