La escudería plantea problemas económicos

Patrice Aubert | .

El pasado fin de semana se celebró en Motorland Aragón la cuarta prueba del ESBK, Campeonato de España de Superbikes.

Román Ramos afrontaba con muchas ganas la visita a tierras aragonesas, en las que lo pilotos de la categoría reina debían disputar dos carreras.

Como es habitual en PcMoto.Net, charlamos con el piloto cántabro al término del fin de semana.

“Llegamos a Aragón con muchas ganas, es un circuito donde he sacado bastantes buenos resultados. Con la mano recuperada al 100% y la moto bastante bien. No pudimos rodar mucho por las condiciones, llovió mucho, rodamos bien el jueves y el viernes solo pudimos dar cuatro vueltas.

Teníamos ritmo e íbamos bastante bien el tiempos. En la clasificación hice tercero, tenemos un buen neumático de clasificación.”

En la primera carrera, disputada el sábado por la tarde, el cántabro finalizó en cuarta posición, en una carrera ganada por el piloto chileno Maxi Scheib.

“En la primera carrera del sábado salí bastante bien, peleando delante sabíamos que Maxi Scheib tenía mucho ritmo y era el más fuerte. Cuando me pasó me puse detrás de él, me metía una o dos decimas por vuelta. Pero a partir de la vuelta nueve el neumático dio un bajón gordo. Tenía a Carmelo Morales y a Medina a dos segundos, me pillaron y no pude seguirlos cuando me pasaron. Sufrí mucho las últimas vueltas para hacer cuarto, no acabé contento.”

Al no terminar contento la carrera del sábado, desde el equipo buscaron alternativas de cara a la carrera del domingo por la mañana.

“Para el domingo usamos otra opción de neumático porque no hacía tanto calor. Iba mejor, sin tanto grip, pero era más estable y podía dar más vueltas. Iba toda la carrera tercero,  detrás de Carmelo, guardando neumático para poder atacar en las últimas vueltas. En el grupo estaba también Ponsson. Cuando me pasó Ponsso, me da un fallo la moto y  me quedé sin controles en la moto, sin control de tracción, anti wheelie, freno motor… Es muy complicado conducir así.

El grupo de atrás me pilló e intenté terminar la carrera lo más adelante posible, aunque conducir así es una locura, porque no tienes apoyo de nada, y con estas motos la electrónica se nota mucho. Hicimos sextos y cogimos unos puntos.”

Tras la decepción de la carrera, al cántabro le comunicaron la peor noticia desde su equipo, el FAU55 de Héctor Faubel, que decidió prescindir del piloto de Santa María de Cayón.

“El equipo ha decidido no contar conmigo más. Estoy intentando buscarme la vida para terminar la temporada, ya que mee han dejado tirado. No es de agrado estar en esta situación, pero creo que hecho las cosas bien, he intentado estar lo más adelante posible. Me han dicho que se ha acabado el dinero, que no pueden seguir con la R1 en el equipo, porque son todo pérdidas. Me queda un mes  para poder encontrar algo y poder seguir con el campeonato.”

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias