Gran Premio de Austria de MotoGp

Ducati Press

Lo ha vuelto a hacer. Andrea Dovizioso ha vuelto a ganar un mano a mano frente a Marc Márquez, en la última vuelta, en la última curva.

En esta ocasión era él quien debía dar un paso adelante, rodaba tras el líder, y no se arrugó, no especuló como en otras ocasiones y logró en Austria su segunda victoria de la temporada en el Campeonato del Mundo de MotoGp.

No servirá de mucho en la pelea por el título, pero al menos a dejado señas de que sigue siendo un piloto muy competitivo, aunque sería interesante para todos que mostrase esa actitud en todas las carreras.

Ambos se quedaron solos en cabeza desde las primeras vueltas, superado Fabio Quartararo y Jack Miller, y jugaron al gato y al ratón durante el resto de la carrera. Márquez, con gran ventaja en la general, quería ganar en Austria sí o sí, y Dovizioso también.

Y al final la victoria fue para el italiano, provocando el delirio en el box de Ducati, necesitado de buenas noticias.

Tras ellos, un enorme Quartararo, tercero dando tiempo a las dos Yamaha oficiales, con Rossi cuarto y Viñales quinto. No es normal ver esta temporada tres Yamaha entre los cinco primeros, lo que debiera ser motivo de alegría, pero el cabeza de serie, hoy, era un piloto de equipo satélite. Para dar una vuelta…

Álex Rins fue sexto en una carrera en la que comenzó con ganas, pero dejó al descubierto la única carencia de la Suzuki, la punta de velocidad.

Destacaron Bagnaia, séptimo, y Oliveira, octavo con la KTM satélite, y desentonó Petrucci, noveno con una Ducati oficial.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias