Crónica del Gran Premio de San Marino de Moto3

Dpto. Prensa MotoGp

El piloto japonés Tatsuki Suzuki logró esta mañana en el Circuito de Misano inaugurar su palmarés en el Campeonato del Mundo al conseguir la victoria en el Gran Premio de San Marino de Moto3.

Una victoria especial, conseguida en la sede de su equipo, el SIC58 dirigido por Paolo Simoncelli, padre de Marco, quien da nombre al circuito.

El japonés lideró gran parte de la carrera, dando pie a un grupo de cinco pilotos, junto a Migno, Dalla Porta, Arbolino y Masiá, y en el que no se encontraba Arón Canet, a quien un problema con su KTM dejó fuera de combate a las primeras de cambio. Pese a intentar salir de nuevo a pista, el pupilo de Max Biaggi tuvo que renunciar a continuar en carrera.

Suzuki seguía tirando del grupo, en tanto otro japonés, Ogura, y John McPhee se incorporaban al grupo de cabeza, en el que Dalla Porta, quien tenía una oportunidad de abrir distancia respecto a Canet en la general, recibía el aviso de penalización por exceder los límites de la pista.

Ogura y Migno se iban al suelo en la última vuelta, quedando Suzuki en cabeza, llevándose la victoria por delante de McPhee y Arbolino.

Cuarto fue Jaume Masiá, quien ganó el duelo frente a Dalla Porta. Sin embargo, el líder del mundial volvió a saltarse los límites del trazado y recibió tres segundos de sanción, por lo que terminó finalmente en octava posición.

Aún así, eleva su ventaja hasta los 22 puntos respecto a Canet en la clasificación general.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias