Crónica del Gran Premio de Japón de Moto3 2019
Leopard Racing

No las debía tener todas consigo Lorenzo Dalla Porta durante los instantes previos a la disputa del Gran Premio de Japón de Moto3.

El fin de semana en Motegi no había ido del todo bien tras sus caídas en los dos primeros libres y los fallos eléctricos de su Honda durante el warm up esta madrugada.

Sin embargo, Dalla Porta sale reforzado y con casi el título después de su victoria y de las caídas de sus dos rivales, Arón Canet y Tony Arbolino.

Ya con cuarenta y siete puntos de ventaja, con tres pruebas pendientes de celebrarse, el italiano podría ser campeón la semana que viene en Australia.

La carrera fue una lucha en grupo, lo habitual en esta categoría, destacando el japonés Suzuki, junto a los españoles López, García y Arenas, con John McPhee y Celestino Vietti achuchando en el grupo principal.

A falta de once vueltas se iba al suelo Arbolino, quien se hizo daño en una pierna y fue trasladado en ambulancia al hospital.

Y el golpe de teatro definitivo sucedió a seis vueltas para el final, cuando era Arón Canet, que formaba parte del pelotón principal, se iba al suelo y, en su caída, dejaba el título prácticamente en manos de su rival, aunque todavía no todo está perdido.

A pesar de las peticiones de calma y cabeza desde su box, Dalla Porta lideraba la prueba, no dejando que ni Suzuki ni Arenas le superasen durante las vueltas finales.

En la recta de meta, Dalla Porta pasó en primera posición, con Albert Arenas consiguiendo la segunda posición, sensacional tras su victoria en Malasia, con el rookie Celestino Vietti completando el pódium.

Sergio García, quien rodó durante parte de la prueba en zona de pódium, terminó quinto, detrás del japonés Suzuki.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias