Prueba final del BSB en Brands Hatch

BSB Media Office

El británico Scott Redding se proclamó ayer domingo vencedor del BSB 2019. Tras salir del Mundial de MotoGp a finales de la temporada pasada, Redding encontró acomodo en su campeonato nacional, el más prestigioso de los que se celebran entre los distintos países, dentro del equipo de Paul Bird, con una Ducati Panigale V4R, como compañero de Josh Brookes, uno de los mitos del certamen, el cual ganó en 2015 antes de dar el salto al WorldSBK.

Ambos, junto a una tercera Ducati, la de Tommy Bridewell, eran los tres pilotos que llegaban este fin de semana a la ronda final, en Brands Hatch, con opciones de llevarse el título.

Brookes hizo su parte, ganar las tres carreras, pero se quedó a tan solo cinco puntos de lograr su segundo campeonato, que fue a parar a Redding, que se mantuvo en el pódium en las tres mangas disputadas.

Confirmado el dominio de Ducati en el BSB, Redding pone rumbo al Campeonato del Mundo de Superbike como piloto oficial de la marca italiana, en el lugar que a lo largo de toda esta temporada Álvaro Bautista.

Xavi Forés se quedó cerca de lograr la “Riders Cup”, el título que entregan al primer clasificado de la general que no disputa el Showdown, pero un abandono en la última carrera privó al valenciano de tal honor.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias