Crónica del Gran Premio de Macao.

Michael Rutter durante el Gran Premio de Macao
Departamento de Prensa MacauGp

De nuevo, el Gran Premio de Macao se convirtió en una prueba accidentada. Dos banderas rojas tras sendas caídas provocaron la cancelación de la prueba.

Aunque en un primer momento el triunfo fue declarado desierto, tiempo después dirección de carrera declaró ganador a Michael Rutter, que celebra de este modo su novena victoria en el Circuito da Guia.

La prueba comenzaba con la baja de John McGuinness, que sufrió un problema en su Ducati Panigale durante la vuelta de formación.

Peter Hickman, auténtico dominador de la prueba durante los últimos años, entró en modo crucero y en poco más de tres vueltas ya había metido tres segundos de ventaja al grupo de los mortales, capitaneado por Michael Rutter.

En ese momento se produjo la caída que provocó la primera bandera roja (el portugués André Pires había caído sin consecuencias en la primera vuelta), en la que se vieron involucrados Rob Hodson y Marek Cerveny. Ambos resultaron ilesos, pero se mostró la bandera roja debido al líquido derramado en pista.

Veinte minutos después se dio la segunda salida, con Rutter y su Honda RC213V tomando la primera posición, que cedió en favor de Hickman tras el primer paso por meta.

Inmediatamente después se mostró la segunda bandera debido a la montonera formada tras la caída de Erno Kostamo, con Derek Sheils, Phillip Crowe, Didier Grams, Dan Kruger y Michael Sweeney involucrados. De ellos, el propio Kostamo, junto a Kruger y Shields fueron trasladados al hospital, pero no presentan lesiones preocupantes.

En un primer momento se dio la prueba por cancelada, sin posibilidad de correr mañana domingo y sin ganador reconocido, pero Dirección de Carrera decidió dar por ganador a Michael Rutter, quien lideraba la prueba en el primer paso por meta, único completado por todos los pilotos. Hickman y David Johnson completaron el supuesto pódium.

El propio Rutter declaró a través de su perfil de twitter que el verdadero vencedor de la prueba era Peter Hickman, a lo que el piloto de BMW reaccionó con su habitual buen humor, citándolo por la noche para “tomar algo”.

Raül Torras pudo completar su primera carrera en Macao tras su accidente del año pasado, y ya ha afirmado que regresará el año que viene. El piloto catalán pudo librarse de la caída final y llegar al pit lane sin mayor problema.

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias